Leo Messi y Josep Maria Bartomeu durante un encuentro entre ambos
Leo Messi y Josep Maria Bartomeu durante un encuentro entre ambos - EFE
Fútbol

Buscando la foto con Messi

Once culés tienen dos o menos años de contrato, entre ellos el argentino, que acaba el 30 de junio

BarcelonaActualizado:

La renovación vitalicia de Andrés Iniesta supone un éxito de Bartomeu, que rompe el endémico problema del Barcelona con sus estrellas cuando abandonan el club. Referente dentro y fuera del terreno de juego, Andrés ejemplifica todos los valores que la entidad quiere transmitir y mantener, aunque irá elevando la media de edad de la plantilla y de un centro del campo que ha sido referente de la filosofía culé desde 2008.

El siguiente paso para que el presidente pueda respirar tranquilo es la rúbrica definitiva de la joya de la corona. Aunque Leo Messi y el club anunciaron un acuerdo hasta 2021 aún no se ha producido el acto protocolario de la firma que debe dar oficialidad al pacto. Jorge Messi, con poderes, ha refrendado todos los contratos suscritos con el Barça, pero falta la foto oficial que persigue Bartomeu.

Leo Messi es uno de los once futbolistas a los que les quedan dos o menos años de vinculación con la entidad catalana. Los acuerdos con Piqué, Sergi Roberto, Deulofeu, Mascherano y Vermaelen expiran en 2019. Y los de Jordi Alba, Aleix Vidal, Denis Suárez, Rafinha y Arda Turan en 2020. Esta circunstancia obligará al Barcelona a tomar una decisión a partir de estas Navidades: remodelar una plantilla que empieza a envejecer o negociar las ampliaciones de contrato de los jugadores afectados.

La llegada este verano de Semedo, Dembélé, Paulinho y Deulofeu es el inicio de una renovación del plantel, cuya media es de 27 años. Es cierto que algunos estos once futbolistas están en el ocaso de su carrera, como son Mascherano (33 años) o Vermaelen (31), y otros no entran en los planes de Valverde (Arda Turan) o son considerados prescindibles por el entrenador y el club. Aleix Vidal, Denis Suárez y Rafinha estarían en este último grupo, lastrados además por el estilo de trabajo del técnico, que no quiere plantillas tan largas.

El resto de contratos prolongan vinculaciones que aseguran la vida del once titular de Valverde durante tres o cuatro temporadas más pero con el riesgo que conlleva el envejecimiento de unas estrellas que han dado lo mejor de sus carreras en el Camp Nou. Solo Ter Stegen, Semedo, Umtiti y, sobre todo, Dembélé rejuvenecen el once tipo. Piqué, Busquets, Iniesta, Rakitic, Messi y Luis Suárez forman parte de una columna vertebral que se ubica en la treintena.

Cláusulas irrisorias

Otro de los grandes problemas que tiene el Barcelona radica en las bajas cláusulas de rescisión, sobre todo de algunos canteranos del primer equipo, consolidados e internacionales. Tras la inflación del mercado futbolístico, los 40 millones que cuesta la libertad de Sergi Roberto o los 20 de Deulofeu les convierte en un dulce apetecible para cualquier club. Ambos cuentan con un valor impagable, su juventud, y una situación en el Barcelona que les priva del protagonismo que podrían tener en otros equipos punteros de Europa que incluso les aumentarían su ficha.