Fútbol internacional

Brutal patada que el árbitro castiga solo con amarilla

Una entrada criminal de un jugador del Fenerbahçe juvenil encontró la inexplicable indulgencia del colegiado

Actualizado:

Hay veces que los colegiados pecan en exceso de controlar las expulsiones. El ejemplo más claro es el de este árbitro turco que durante un partido de la liga juvenil entre el Fenerbahçe y el Galatasaray optó por sacar amarilla tras una entrada criminal que pudo haber acabado con el futbolista en el hospital con la pierna rota.

La acción, muy rápida, se desarrolla en la banda izquierda, por donde quiere salir en velocidad un jugador del Galatasaray. Para frenarle, sale a su encuentro un rival, que tras ver que no llegará al balón se lanza para hacerle una falta golpeándole por encima del muslo.

Una acción muy dura, que ocurre a solo unos metros del árbitro. Cuando todos piensan, incluido el infractor, que su destino son los vestuarios, el colegiado sorprende mostrándole la amarilla ante la indignación de los compañeros del futbolista agredido.