Entrenadores

Del Bosque «se moja» con el mejor entrenador del año

El salmantino elige a un técnico que «ha dado una identidad a su equipo y han competido muy bien»

Del Bosque, en su etapa como seleccionador
Del Bosque, en su etapa como seleccionador - EFE

El exseleccionador nacional Vicente del Bosque tiene claro que para él los mejores del año han sido Leo Messi y Cristiano Ronaldo, en la categoría de jugador, y Diego Pablo Simeone, en la de técnico, por delante de Luis Enrique Martínez y Zinédine Zidane, de los que no aventuraba que llegasen a los banquillos, recalcando que al francés no le veía con mucho ánimo.

«Yo me inclinaría por los españoles, lo digo de verdad, pero me inclino por Simeone. Yo creo que más que de este año, ha sido una trayectoria de estos últimos años muy importante», confiesa Del Bosque en una entrevista a 'fifa.com', preguntado por los premios 'The Best' que el organismo concede este año tras no participar ya en la elección del 'Balón de Oro'.

Para el salmantino, el 'Cholo' «ha dado una identidad a su equipo y han competido muy bien». «Creo que no estaría alejado de él, sin despreciar en absoluto a ninguno de los que están por detrás, con mi reconocimiento hacia ellos», recalca.

El extécnico del Real Madrid prefiere a Simeone por delante tanto de Luis Enrique como de Zinédine Zidane, dos futbolistas a los que entrenó y de los que no tenía muy claro que terminasen en los banquillos. «Yo no aventuraba eso, pero resulta que están siendo dos grandes entrenadores», reconoce Del Bosque.

«En Zidane sí es cierto que no le veía yo con mucho ánimo de querer ser entrenador, pero está demostrando con sus hechos que es un excelente técnico», añade sobre el actual entrenador del conjunto madridista, al que llevó a la conquista de la 'Undécima'.

Sobre su experiencia con el asturiano, recuerda como le situó de lateral izquierdo en San Mamés, algo que el actual técnico del Barcelona «llevaba muy mal». «Nosotros sabíamos también que no era su puesto ideal, pero lo hizo francamente bien y nos ayudó en un partido en Bilbao. Jugamos y ganamos 0-5 y él fue uno de los mejores», indica, subrayando que aquello fue «seguro una experiencia buena para él».

Además, el exseleccionador resalta que Luis Enrique y Zidane eran buenísimos y «fantásticos en todos los sentidos» como jugadores. «En capacidad física, en calidad o en el entusiasmo por ganar. Eran gente competitiva, muy competitiva y con un enorme talento natural», se sincera.

En cambio, como entrenadores no les valora porque «hay que vivirlos, mirarles a la cara, ver cómo se desenvuelven en el vestuario. Eso hasta que no se ve no se puede opinar, cometería un grave error. Lo que da en la imagen de televisión es que uno es de una forma de ser, otro de otra, y que los dos lo hacen muy bien», zanja.

Sobre el mejor jugador del año, cree que «habría sido posible incluir alguno más» en la lista de candidatos además de Sergio Ramos y Andrés Iniesta. «Por ejemplo, Sergio Busquets o Gerard Piqué. Son jugadores que han marcado también una etapa grande del fútbol español», advierte.

Lo que sí tiene claro es su favorito. «En este tiempo lo han dominado Messi y Ronaldo. Lo han dominado y me imagino que, para decidir, a cada uno le mueve la camiseta que se pone, pero para mí han sido los mejores», añade el exjugador que, cuando le tocó votar en otras ediciones por su condición de seleccionador, se fijaba en la calidad y en el que más le gustaba.

«Ante la igualdad siempre hemos escogido al que hemos creído que era el mejor y nada más. Si acaso aquellos años del triunfo de la selección en Europa y el Mundial, se nos decía que era posible que algún español hubiera sido elegido el mejor, pero han tenido la suerte o la desgracia de compartir con jugadores que han sido premiados merecidamente. Aunque sí es cierto que, como representantes de una generación y de unos éxitos de un deporte colectivo, sí tendrían que haber sido elegidos», remarca el salmantino.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios