Albert Soler y Robert Fernández durante una rueda de prensa del Barcelona
Albert Soler y Robert Fernández durante una rueda de prensa del Barcelona - EFE
Fútbol

Bartomeu, abocado a remodelar el fútbol profesional

Los dos ejecutivos fuertes, Albert Soler y Raúl Sanllehí, abandonan sus cargos por voluntad propia tras el desgaste de este verano

BarcelonaActualizado:

Josep Maria Bartomeu ya tenía pensado remodelar el organigrama deportivo del club tras la Asamblea de Compromisarios del próximo 21 de octubre pero las decisiones propias de dos de los ejecutivos con más peso en la parcela de fútbol le obligarán a acelerar los cambios. Raúl Sanllehí, director de fútbol, y Albert Soler, director de deportes profesionales del Barcelona, han decidido renunciar a sus atribuciones y ya se lo han comunicado al mandatario barcelonista.

Albert Soler se reunió este pasado lunes con Bartomeu para expresarle su voluntad de restringir sus responsabilidades y abandonar su responsabilidad en la sección de fútbol. El presidente se mostró comprensivo con el ejecutivo y le ha permitido centrarse en sus otras responsabilidades, que no son pocas: el resto de secciones profesionales.

Los motivos que han llevado a Soler a solicitar su cambio de rol tiene su mayor razón en el cansancio que la supuesto estar durante los últimos tres años y medio al frente del equipo de Luis Enrique y Valverde. No hay que obviar la importancia mediática que genera el fútbol y la importancia que tiene el Barça a todos los niveles. Este verano ha sido la gota que ha colmado el vaso, con unos fichajes complicados y negociaciones que han sido criticadas. La salida de Neymar supuso una presión extra para Soler, que prefiere centrarse en los objetivos que se han marcado desde las otras secciones. La transformación de la Euroliga en baloncesto, la creación de una en balonmano o la apuesta por el proyecto Masía 360 acaparan toda su atención.

La salida de Soler de la sección de fútbol se produce unos días después de que se conociera la voluntad de Raúl Sanllehí, el gran negociador azulgrana, de abandonar el club por voluntad propia tras quince años en el club azulgrana. La baja del ejecutivo azulgrana se hará efectiva el 1 de diciembre, día en el que dejará atrás una etapa en la que trabajo con Joan Laporta, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu. La decisión de Sanllehí se ha producido tras el gran desgaste que le ha supuesto la marcha de Neymar, jugador que el consiguió convencer para que fichara por el Barcelona cuando el Real Madrid también le pretendía. Con una gran relación con la familia del futbolista, consiguió frenar el año pasado su salida al PSG, algo que no pudo lograr este verano. La decisión de los técnicos de rechazar a Seri cuando ya estaba en Niza para abordar su fichaje tras tenerlo todo atado también minó su ilusión. Se especula con la posibilidad de que pueda formar parte de la estructura del Manchester City.

En estos momentos, el mánager Pep Segura, que ya ha tenido algún encontronazo con el vestuario, y Robert Fernández son las dos grandes cabezas visibles del organigrama de la sección de fútbol. Con Jordi Mestre como vicepresidente deportivo y Javier Bordas como directivo estrechamente ligado al vestuario culé, el Barça trabajará ahora para remodelar su estructura en la sección.