Ernesto Valverde durante la rueda de prensa ofrecida este viernes
Ernesto Valverde durante la rueda de prensa ofrecida este viernes - EFE

Barcelona-ValenciaEl momento más delicado de Valverde

El Barcelona recibe al Valencia tras la dura eliminación europea ante la Roma

BarcelonaActualizado:

«Yo estoy bien y este no es el peor momento de mi carrera deportiva, seguro. Es evidente que es un momento malo, no lo voy a negar. Aquí estamos todos para ganar partidos y cuando perdemos hay que juntarse más». Estas declaraciones son de Ernesto Valverde pocas horas antes de jugarse el maltrecho crédito que le ha dejado la eliminación en Champions. Supo enderezar la nave tras la debacle de la Supercopa de España ante el Madrid en agosto. Finalista de Copa y sin conocer la derrota aún en Liga, acumuló elogios que parece haber defenestrado en noventa minutos en Roma. Hoy, con el objetivo triplete abortado, recibe a un Valencia que llega tras cinco victorias consecutivas y oliendo la sangre que mana por las heridas culés. Partido para resurgir o para evidenciar las carencias mostradas en los últimos embates. Y ello en un Camp Nou que dictará sentencia.

El técnico buscará la clemencia de la grada con una victoria que les acerque aún más al título, aunque la presión no parece afectarle. «¿Si me siento señalado? No lo sé, pero me imagino que sí, pero cuando firmas por estos equipos, sabes que esto es así. Tienes que aguantar el tirón cuando vienen las derrotas. Esto no me sorprende, lo sabía. Le ha pasado a todos y me pasa a mí», asegura.

Intervencionista y buen estratega, ahora deberá demostrar sus dotes de psicólogo ante un equipo hundido moralmente. Las caras de Piqué y Messi en el último entrenamiento de ayer reflejaban la desolación de la plantilla. «No podemos quedarnos lloriqueando en casa por lo que ha pasado. Hay que pensar que si ganamos, nos quedarían siete puntos para ser campeones. No debe impulsarnos lo perdido, sino lo que podemos ganar», advierte. Y para ello, con la baja de Rakitic, no dudará en forzar a Busquets porque «es un partido importante».