Barcelona-Juventus Gianluigi Buffon, el crepúsculo de un portero único

El meta de la Juve, atracción en el Camp Nou, persigue en su última Champions el título que se le resiste

Gianluigi Buffon durante un partido de la Juventus - REUTERS / Vídeo: El Barça debuta en Champions ante la Juve
SERGI FONT Barcelona - Actualizado: Guardado en: Deportes Fútbol

Los héroes siempre son recordados, pero las leyendas nunca mueren. Ser un héroe es vivir por alguien más que para sí mismo, alguien admirable. Pero una leyenda es alguien que deja su huella en la historia. Gianluigi Buffon pertenece a este segundo grupo. Su trayectoria y sus números así lo consignan, aunque se le siga resistiendo la Liga de Campeones. El meta de la Juventus sigue aunando el respeto de todo su país a pesar de los evidentes signos de desconexión que le atenazan progresivamente. Y es que la edad no perdona ni a un mito que esta noche visita el Camp Nou.

Cuando en 2001 le dio el «sí, quiero» a la Juventus, convirtiéndose en el traspaso más caro para un portero (54 millones de euros), asumió el voto de fidelidad hasta el extremo de aceptar el descenso a la Serie B (2006) y permanecer en la disciplina turinesa para remediar parte de sus errores y colaborar en el ascenso. Rompió el acuerdo que tenía con el Milán y se confabuló con Del Piero, Nedved, Trezeguet, Camoranesi o Chiellini para tratar de devolver a la Juve el lustre perdido.

A por su quinto Mundial

Hombre récord en Italia, se ha marcado como objetivo disputar su quinto Mundial, algo que solo han logrado el alemán Lothar Matthaus y el mexicano Antonio Carbajal. Mantiene intacta la confianza de los aficionados aunque la edad no perdona. El año pasado llegó a la final de la Champions de Cardiff recibiendo solo tres goles amparado por su gran defensa, pero el Madrid le metió cuatro y cometió algunos errores remediables. Las leyendas nunca mueren, pero las promesas llegan apretando por detrás. Significativo es que uno de los jugadores que centran buena parte de las esperanzas e ilusiones de los azulgranas, Ousmane Dembélé, no había aún nacido cuando Buffon disputó su primer partido profesional, en 1995 con el Parma. Y es que el italiano casi le dobla la edad.

Genio y figura, también mantiene su carisma fuera de los terrenos de juego. Presume socarrón, con su media sonrisa, de que nunca ha recibido un gol de Messi. Y es cierto, el meta italiano es el único de los grandes porteros cuya muesca le falta al argentino. Ni con el Barça ni con Argentina ha conseguido batirle. Un acicate más para la estrella azulgrana, que sabe que solo tiene dos encuentros, en un principio, para añadirle a su colección de ídolos caídos. Si sucede no empañará el respeto mutuo que se tienen. Hace unos años, Buffon protagonizó una anécdota cuando ambos coincidieron en un acto. El italiano, incrédulo, le acarició la cara y luego se justificó: «Quería asegurarme de que es un ser humano, como nosotros».

Alérgico a las avispas, venció su miedo ante la posibilidad de perder la titularidad por su miedo a estos himenópteros cuando Fabio Capello le dejó en el banquillo. Sorprendió al mundo del fútbol cuando reconoció que en 2003 había sufrido una depresión y confesó tres años más tarde su ludopatía en un interrogatorio relacionado con el Moggigate, escándalo en el que se vio inmerso el fútbol italiano y, sobre todo, el director general de la Juve, Luciano Moggi. El portero había llegado a perder dos millones de euros en apuestas relacionadas con el juego.

Buffon regresa al Camp Nou, escenario de amargos recuerdos para su gran ídolo, Thomas N´Kono. El exportero del Español fue el espejo en el que el italiano empezó a mirarse embelesado por sus actuaciones con Camerún en el Mundial de 1990. Gracias al meta africano, el nombre del primogénito de Buffon lleva por nombre Thomas, al igual que bautizó al segundo con el nombre de David Lee, líder de la mítica banda de rock Van Halen .Buffon tiene esta noche en Barcelona una oportunidad para engrandecer su leyenda y acallar a las voces críticas que anuncian su declive. A sus 39 años pelea por alcanzar su cuarta final de Champions League y disputar su quinto Mundial.

Toda la actualidad en portada

comentarios