Fútbol

El Barcelona diseña la era post Neymar

Iñigo Martínez, Coutinho y Dembélé son los objetivos con los que reforzar al equipo tras la marcha del brasileño

Messi y Luis Suárez durante un partido del Barcelona
Messi y Luis Suárez durante un partido del Barcelona - REUTERS
SERGI FONT Barcelona - Actualizado: Guardado en: Deportes Fútbol

El Barcelona tratará de cerrar su plantilla sabiendo que tiene que reforzarse y que no contará de forma definitiva con Neymar para el próximo curso. Robert Fernández sabe lo que quiere, las posiciones que debe apuntalar y que dispone de dinero para afrontarlas. El secretario técnico tenía como prioridad fichar a un centrocampista que recomponga un centro del campo que sufrió más de lo esperado la pasada temporada. La marcha de Neymar obliga a buscar en el mercado un recambio que pueda atacar por banda. Y a todo ello se le suma la petición de Ernesto Valverde, que considera que necesita un central que apuntale la defensa después de comprobar que lo que tiene en la plantilla no le llega para afrontar el exigente año en plenitud de garantías. Los nombres escogidos son Coutinho, Dembélé e Iñigo Martínez, respectivamente. Las negociaciones están en marcha y a partir de esta próxima semana podrían ir concretándose.

Coutinho presiona al Liverpool

El Barcelona tiene un acuerdo con Coutinho, que ya le ha dado luz verde al club catalán para que negocie con el Liverpool. Han mantenido ya varias reuniones pero el club inglés no se muestra partidario de vender a su centrocampista. El agente de Coutinho, Giulano Bertolucci, tiene muy avanzado el acuerdo y está a la espera de una segunda propuesta culé que se acerque a los 100 millones con los que el Liverpool estaría dispuesto a empezar la negociación. El Barcelona considera que es una cifra muy elevada y su propuesta se sitúa en los 70 millones de euros, aunque con diversas variables podría sumarle diez más. Raúl Sanllehí, director de fútbol, y Robert Fernández, ya mantuvieron una breve reunión con los ingleses en un rápido viaje mientras el equipo estaba realizando la gira por Estados Unidos. Jürgen Klopp ha manifestado rotundamente que el futbolista no está en venta pero tras la salida de Neymar sabe que el Barcelona tiene 222 millones con los que negociar.

El Barcelona ve en Coutinho un centrocampista creativo capaz de darle el relevo a medio plazo a Andrés Iniesta, que aún no ha aceptado la propuesta de renovación y su contrato acaba el próximo 30 de junio. Al principio, el brasileño tenía una doble misión. Al margen de reforzar la medular, era uno de los ganchos para convencer a Neymar de que se quedara, ya que son íntimos amigos y era un guiño a reforzar su núcleo en el vestuario. Ahora los argumentos ya son meramente deportivos. El jugador no viajó ayer a Dublín con el resto de sus compañeros, que juegan un amistoso ante el Athletic. Alegó unas molestias pero de trasfondo está su interés en fichar por el Barcelona.

Dembélé se deja querer

Ousmane Dembélé es el recambio perfecto para sustituir a Neymar y si hace unas semanas se contemplaba como una opción de futuro, ahora se considera prioritario para reforzar las bandas, puesto que puede jugar por derecha y por izquierda. El Borussia Dortmund quiere conservar al francés pero en su fuero interno sabe que está ante un negocio redondo, ya que el pasado verano lo fichó por solo 15 millones de euros y ahora podría traspasarlo por seis veces más. 90 millones es el precio de partida para un jugador muy joven. La marcha de Neymar, además, ha sido un acicate para convencer a Dembélé, que el año pasado ya rechazo vestirse de azulgrana ante las escasas opciones que tendría en una delantera compuesta por Messi, Luis Suárez y Neymar. Tras la marcha del brasileño sabe que gozaría de muchísimas posibilidades de ser titular.

«Lo he visto por la prensa y es un gran club, a todos los jugadores les gustaría jugar en un equipo como ese. Es un placer poder ver tu nombre dentro de la lista de jugadores que quiere el Barça, veremos tranquilamente lo que pasa», explicó recientemente el extremo en una entrevista a Gol.

Iñigo Martínez, a punto de concretarse

El centra podría convertirse en azulgrana esta próxima semana. El jugador es una petición expresa de Ernesto Valverde, que no cuenta con el joven Marlon, ascendido este año a primer equipo. La Real Sociedad ha reconocido los contactos pero ha remitido a la cláusula de rescisión del jugador, que es de 32 millones de euros que el Barcelona está dispuesto a abonar. El acuerdo con Iñigo es total y el jugador está dispuesto a salir para recalar en el Camp Nou. Los 222 millones recibidos tras la marcha de Neymar habilitan a los culés para acometer la operación.

La confirmación de su cercanía al Barcelona se comprueba con la decisión de Eusebio de no convocarle para el amistoso que la Real Sociedad debe disputar ante el Wattford. El futbolista no viajó a Inglaterra por decisión técnica, al igual que no realizó el stage de pretemporada en Holanda por una molestias físicas. Precisamente estas molestias musculares son la pequeña traba que debe superar para que se concrete su llegada al Barcelona. Diferentes fuentes consultadas aseguran que tras el partido del trofeo Joan Gamper, que el Barcelona disputa este lunes ante el Chapecoense, el club azulgrana abonará la cláusula de rescisión e Iñigo Martínez será nuevo jugador culé.

Toda la actualidad en portada

comentarios