Josep Maria Bartomeu y Carles Puigdemont en el palco del Camp Nou
Josep Maria Bartomeu y Carles Puigdemont en el palco del Camp Nou - EFE

Referéndum CataluñaEl Barça pide la suspensión del partido y la RFEF lo descarta pero espera una dictamen de Seguridad

La directiva azulgrana mantiene una reunión de urgencia para decidir diferentes medidas y si la seguridad está garantizada

BarcelonaActualizado:

Impactado por las imágenes que están llegando a lo largo de esta jornada dominical, el Barcelona ha decidido a primera hora de esta mañana valorar la posibilidad de suspender el partido que a las 16:15 horas se disputa en el Camp Nou entre el equipo catalán y Las Palmas. El club considera que la jornada de este uno de octubre, con el referéndum en primera plana de la actualidad y los incidentes que se están produciendo en algunos puntos de la geografía catalana podían poner en riesgo la seguridad del encuentro. Por este motivo se ha dirigido a la Federación Española de Fútbol para solicitar el aplazamiento, puesto que es el organismo que tiene la potestad de tomar una decisión de este tipo, por encima de LaLiga, que ya se mostró reacia a cambiar la fecha del choque al considerar que el referéndum era ilegal, a pesar de los problemas de seguridad que ello podía conllevar. Al margen de la RFEF también las autoridades policiales podrían decidir sobre este asunto. No obstante, desde la Federación se ha desestimado la petición culé y han asegurado que el encuentro se disputará. La insistencia ha provocado que en estos momentos se esté esperando un dictamen de la Junta de Seguridad.

A causa de toda esta problemática, la junta directiva con Josep Maria Bartomeu a la cabeza se han reunido de urgencia para valorar la situación y determinar que medidas tomar. En la última reunión de junta, no obstante, no se planteó la petición de aplazar el partido porque deportivamente el domingo era el mejor día para los de Valverde, que habrán podido descansar tras el encuentro de Champions del miércoles ante el Sporting de Lisboa. No obstante, los últimos acontecimientos y reacciones han obligado a replantear la situación. La seguridad es el punto clave y los directivos están pendientes de los diferentes informes que se puedan realizar en los próximos minutos por parte de los diferentes Cuerpos de Seguridad.

Hay que destacar también el comunicado emitido por Las Palmas en el que ha anunciado que jugará con una bandera española bordada en el pecho. El vicepresidente Jordi Cardoner había descartado jugar el partido con la camiseta que representa a la señera aunque aseguró que lo harían con la bandera catalana «en el corazón».