Inglaterra

La angustia del mítico Alan Shearer por su cerebro

El que fuera delantero del Newcastle y la selcción de Inglaterra teme que sus remates de cabeza le vayan a pasar factura

Actualizado:

Leyenda del Newcastle y la selección de fútbol de Inglaterra, Alan Shearer ha vuelto hoy a las principales páginas de la prensa deportiva después de confesar que teme por su salud. El motivo son los numerosos remates de cabeza que realizó durante su carrera como profesional y que le han llevado a hacerse una batería de exámenes para determinar su estado.

«Los resultados son aterradores. Tengo una memoria pésima, no sé si será porque nunca escucho, pero tengo realmente una memoria terrible», ha reconocido el exdelantero de 47 años en las páginas del 'Daily Mirror'.

«Cuando llegas a ser jugador de fútbol profesional te esperas que años más tarde, en tu vida, tener problemas de espalda, en las rodillas o en los tobillos como los que he tenido. En lo que jamás había pensado es que el fútbol podría causarme problemas en el cerebro», explica Shearer.

El atacante, que fue un gran rematador de cabeza y sumó 260 goles en 18 temporadas en la Premier League, explica que es por este motivo por que hay que realizarse exámenes. Sin embargo, acusa a las «autoridades» del fútbol de haber sido «reticentes a buscar respuestas a esta cuestión».

«Por cada gol que marqué con la cabeza realicé mil en los entrenamientos. Y esto me pone en un gran peligro si realmente existe una relación entre los cabezazos y los problemas en el cerebro», añadió. «El fútbol es un deporte duro, es un deporte brillante, pero tenemos que tener la certeza de que no es un deporte que mata».

En el mes de febrero un estudio del Hospital de la Universidad de Londres y el Hospital Nacional Británico de Neurología y Neurocirugía demostró que los riesgos de sufrir una enfermedad neurológica y demencia eran mucho más elevados para los futbolistas que para el resto de personas.

En mayo de 2016 la Federación Inglesa de Fútbol (FA) autorizó la apertura de una investigación sobre la posible relación entre el juego de cabeza y las lesiones cerebrales.