Noruega

Los aficionados del Rosenborg logran suspender la gira del club a Dubai

Habían calificado la decisión de «despreciable» por ser un viaje «vergonzoso» y contrario a los «valores» del club noruego

BerlínActualizado:

Los aficionados del Rosenborg noruego han logrado que el club del país escandinavo haya suspendido el martes su gira de pretemporada en enero a Dubai. Kjernen (El Núcleo), la principal agrupación de hinchas del Rosenborg, había calificado el viaje de «vergonzoso» y contrario a los «valores» del club dado el estado de los derechos humanos en Emiratos Árabes Unidos.

«No, el trabajo del club no es hacer la política exterior de Noruega, pero podemos comportarnos como personas decentes y distanciarnos de regímenes que pertenecen a los libros de historia», reclamaba Kjernen en alusión a la restricción del derecho a la libertad de expresión, la homofobia o la discriminación de la mujer en la federación que reúne a los emiratos de Abu Dabi, Dubái, Ajmán, Umm al Qaiwain, Ras al Khaimah, Al Fujairah y Sharjah.

«Cuando el lunes por la noche se supo que el club iba a ir a Dubai, hubo gran actividad entre los aficionados. Hemos mantenido discusiones internas, tanto anoche como hoy. Hay total acuerdo sobre revertir la decisión», consta en un comunicado del club nórdico.

El Rosenborg suspende así su gira de pretemporada un día después de haberla anunciado luego que Kjernen invitó a la directiva a reconsiderar una decisión «despreciable». Aficionados del club habían invitado también en las redes sociales a impulsar un boicot y a no renovar sus abonos como medida de presión. La dirección deportiva del Rosenborg trabaja ahora en la búsqueda de alternativas para realizar la pretemporada, ya que, como en otros países del norte de Europa, en Noruega no hay competición en invierno.

No es el único caso: el Malmö sueco ya tuvo que suspender hace un año una gira similar a ese país por las presiones de sus hinchas, críticos con la situación de los derechos humanos en esta federación de siete emiratos.

Según Amnistía Internacional, Emiratos Árabes restringe arbitrariamente el derecho a la libertad de expresión y de asociación, deteniendo y enjuiciando a quienes critican o se oponen al gobierno: desapariciones forzadas, juicios injustos y tortura siguiendo habituales en un país donde la homosexualidad es un delito que puede ser castigado con prisión y los trabajadores migrantes sufren explotación y abusos.