Deportes - Fútbol

¿Acertó el Real Madrid al no fichar a Pogba por 120 millones?

La prensa inglesa ya se pregunta si el Manchester United no tiró el dinero del traspaso más caro de la historia

Pogba en un entrenamiento, ayer, con la selección francesa
Pogba en un entrenamiento, ayer, con la selección francesa - AFP
M. Á. BARROSO Madrid - Actualizado: Guardado en: Deportes , Fútbol

En un verano un tanto anodino en cuanto a fichajes de relumbrón, el francés Paul Pogba fue el primo uomo, el jugador que acaparó más portadas en la prensa deportiva europea. Fue, en parte, gracias a lo que anunciaban sus vísperas: centrocampista de físico impactante y 23 años de edad, protagonista del renacimiento de la Juventus de Turín, donde ha prestado sus servicios las cuatro últimas temporadas ganando siempre el Scudetto. Un futuro Balón de Oro.

Pero, sobre todo, fue gracias a la «venta del producto» que hizo su representante, el lenguaraz Mino Raiola, nacido en Salerno, Italia, hace 48 años, y crecido en Holanda, donde emigró con su familia. Dejó la pizzería de su padre en Haarlem para convertirse en súperagente y competir en ganancias con el portugués Jorge Mendes, al que ha superado estos últimos meses. En los mentideros futbolísticos se dice que Raiola se ha embolsado 25 millones de euros en el traspaso de Pogba al Manchester United. Es autor de frases del tipo «Guardiola es basura. Fue el que pidió fichar a Ibrahimovic para el Barcelona y después lo traicionó», o «Zidane quería a Pogba; el Real Madrid es un club muy grande pero, para mí, el United es más fuerte con él». De momento, no lo ha demostrado.

El equipo que entrena José Mourinho camina en la sexta posición de la Premier League, a cinco puntos del líder, el Manchester City, con quien perdió el derbi en Old Trafford en una reedición de los «Mou contra Pep» que calentaron la Liga española. Con un fútbol bajo sospecha, los focos de la prensa se han dirigido los últimos días hacia el jugador que costó 120 millones, el traspaso más caro de la historia del fútbol. Una auténtica locura, aunque hace tiempo que se rompieron los límites.

En siete encuentros, Pogba tan sólo ha marcado un gol, ante el Leicester, y todavía no ha dado ninguna asistencia. El Daily Express se pregunta sin anestesia: ¿Ha tirado el dinero el Manchester United? Al margen de las pobres estadísticas, sus cambios de peinado han sido más noticiables en estos dos meses con los «red devils» que su contribución a la causa. El gran Andrea Pirlo, el que fuera su compañero en la Juve (y que ahora vive una tranquila prejubilación en el New York City junto a David Villa), ya se llevó las manos a la cabeza cuando supo el desembolso que iba a hacer el conjunto inglés.

Pogba, del que hay pocas dudas sobre su potencial, es probablemente víctima de esa cifra, 120 millones, y de la impaciencia crónica que rige el fútbol. En su segunda vida en Manchester –ya vistió estos colores de 2010 a 2012– ya no le vale el cartel de «promesa». Su antiguo jefe, Alex Ferguson, le acusó de irrespetuoso cuando se marchó a la Juventus. Aunque descargó sus iras en otro personaje: «Hay un par de agentes en el mundo del fútbol que no me gustan, y uno de ellos es Mino Raiola», escribe Ferguson en sus memorias. «Los representantes son una parte desagradable de este deporte. Y Raiola lo es especialmente».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios