Gran Premio de Singapur

Red Bull puede ser el peor parado del acuerdo McLaren-Renault

La escudería campeona tendría que negociar un contrato con Honda en 2019 en virtud del compromiso con Toro Rosso

Actualizado:

Una de las consecuencias del juego a tres bandas que se está negociando y ultimando en la Fórmula 1 puede desembocar en una escudería perdedora, Red Bull. El campeón del mundo de cuatro títulos (de 2010 a 2013) se puede ver abocado a montar motores Honda a partir de 2019.

La nueva relación que ha establecido entre McLaren y Renault deja en un lugar algo desairado a Red Bull, que ha perdido por el camino la vinculación de su equipo filial, Toro Rosso, con la marca francesa de motores.

Red Bull tiene que renovar su contrato con Renault. 2018 será su último compromiso y en 2019 se tendrá que enfrentar a una negociación para encontrar un proveedor de motores. Mercedes y Ferrari ya han advertido no servirán a más clientes, Renault se ha buscado una relación Renault. Y es probable que Red Bull, el equipo campeón con Vettel, se tenga que conformar con el peor motor hasta la fecha de la F1, Honda.