Gran Premio de Japón

Alonso empieza a ver luz

El español triplica en puntos, porcentaje anotador, vueltas y kilómetros realizados el nefasto 2015

Alonso empieza a ver luz

Los datos dicen más que cualquier aparato de propaganda en la Fórmula 1. Exponen que Fernando Alonso empieza a ver la luz al final del túnel. En 2016 posee más puntos, porcentaje de anotación, posiciones en la clasificación del sábado, puestos en las carreras del domingo, vueltas realizadas y kilómetros recorridos que en el nefasto 2015 de su regreso a McLaren. El cómputo se refiere a los 15 grandes premios en los que ha concursado hasta la fecha en comparación con las 19 pruebas del Mundial completo del año pasado. Llega el Gran Premio de Japón y el piloto español confía en no detener ese avance, ya que compite en casa. Honda se toma la carrera de Suzuka como una cuestión de honor.

A lo largo de sus quince temporadas en la Fórmula 1 (desde 2001), Alonso siempre ha liderado alguna carrera. Lo hizo desde 2003 (Renault) hasta 2014 (su último año en Ferrari). Durante este periodo siempre consiguió alguna vuelta rápida, pole, podio o victoria. Nunca dejó de hacerlo en Renault, McLaren, Renault y Ferrari. Durante las dos últimas campañas, su casillero está vacío en esos apartados. Solo ha registrado una solitaria vuelta rápida el pasado septiembre en Monza (Italia).

Sin embargo, el contenido de cada fin de semana no es el mismo. Al margen de las apreciaciones, funcionan los guarismos. En 2015 solo consiguió once puntos en 18 carreras (10 en Hungría y uno en Inglaterra) con un porcentaje medio lamentable (0,61 puntos por carrera). Solo rodó 770 vueltas y 4.026 kilómetros porque se retiró ocho veces (casi uno de cada dos grandes premios). Doce meses atrás, en Suzuka, levantó la voz en busca de una reacción: «Es una vergüenza. Me adelantan todos. Es un motor de GP 2».

En las 15 citas de 2016 (no corrió en Bahréin tras el accidente de Australia), todos los números de Alonso mejoran. Lleva 42 puntos (ha obtenido dividendos en seis GP), logra una media de 2,80 y ha circulado durante 821 vueltas y 4.127 kilómetros en una secuencia que incluye tres séptimos puestos en las últimas cuatro pruebas.

El asturiano se declara conforme, aunque espera más. «Podemos estar contentos con el progreso de este año. El paso más grande ya se ha dado. Ahora necesitamos otro paso para 2017, que es pasar de luchar por entrar en la Q3 a luchar por podios y victorias».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios