Juan Carlos Cordero y Álvaro Cervera sujetan una tarta del Cádiz en el restaurante El Timón de Roche.
Juan Carlos Cordero y Álvaro Cervera sujetan una tarta del Cádiz en el restaurante El Timón de Roche.
Cádiz CF

Con vistas al futuro

Cervera y Cordero, con Quique Pina al frente, no escatimarán esfuerzos para buscar la proeza del ascenso
Por  20:16 h.

La confirmación en Cope de la continuidad de Cervera en el Cádiz CF la próxima temporada por parte de Juan Carlos Cordero confirma que se trabaja de firme con vistas al futuro y eso me reconforta. El director deportivo de la entidad amarilla sabe perfectamente donde se mueve y mejor que nadie conoce lo que este club necesita e igualmente de lo que puede y debe prescindir. Cervera y él, con Quique Pina al frente, no escatimarán esfuerzos para buscar la proeza del ascenso pero con la satisfacción del deber cumplido tras dejar al equipo en la división de plata, objetivo marcado a priori, asegurando una permanencia que no todos los aficionados tenían consigo a principios de competición.

Y es que el fichaje de Cervera, noticia que adelantamos en CANAL AMARILLO  con dos meses de antelación a su llegada, fue toda una sorpresa en el entorno del conjunto gaditano. Tenía una complicada misión por delante, casi inalcanzable para muchos, pero su trabajo fue consagrado desde el punto y hora que ascendió al equipo, metiéndole de cuarto, y ganando cinco de los seis partidos del ‘play off’. Vizcaíno, que apostó por él desde el minuto uno, calló bocas y junto al cuerpo técnico lograron una de las gestas más significativas de nuestro particular submarino en las últimas décadas. Ahora Juan Carlos Cordero le confirma como técnico la próxima temporada y, acierte o no, la mayor parte de cadismo le agradece y comparte esta decisión que el técnico se ha ganado a pulso ante una afición rendida a sus pies tras el magnífico trabajo realizado.

Con estas perspectivas de futuro afrontamos el último tramo de competición que a falta de diez jornadas para su conclusión tiene al Cádiz CF en zona de privilegio. La intuición me dice que junto a los equipos en ‘play off’, son el Lugo y SD Huesca quienes más opciones tienen de desbancar a alguno de estos para pelear por el objetivo del ascenso. Esto induce a la importancia que tiene este partido ante el conjunto lucense, al que de vencerle le dejas apeado de la pelea porque te distancias a diez puntos y prácticamente le apeas del objetivo. Ganar al conjunto oscense se hace obligado, y en el peor de los casos no perder será primordial para seguir vivos en el último tramo de Liga.

Por cierto, que ningún cadista olvida como ascendieron los gallegos en Carranza tras una desafortunada tanda de penaltis para los nuestros. Hoy las circunstancias que rodean al partido distan mucho de las de entonces, y ni la tensión será la misma ni por supuesto los jugadores son los mismos. En CANAL AMARILLO se recordaba estos días que Manu y Pita son los únicos supervivientes de aquel encuentro y por tanto cualquier parecido es mera coincidencia. Eso sí, el Ramón de Carranza debe ser un hervidero porque los puntos en juego pueden marcar un antes y un después en una temporada donde nuestro Cádiz CF derrocha profesionalidad a raudales y donde nadie descarta una segunda gesta con Cervera al frente de la nave tras la conseguida la pasada temporada.