Los Fondos del Estadio Carranza estarán repletos esta temporada
Los Fondos del Estadio Carranza estarán repletos esta temporada
Cádiz CF

Tratan de engañar al cadismo

"A todo mercenario que se precie, poco le importa un triste desenlace del club de todos"
Por  15:10 h.

El significado del año que termina para nuestro Cádiz CF lo resumía a la perfección en estas páginas mi compañero José María Aguilera hace solo un par de días. No fue bueno porque una temporada más nos quedamos sin ascenso, con lo que ello significa para una entidad del historial de nuestro ‘submarino amarillo’ y la repercusión en todos los sentidos que supone para la ciudad jugar en superior categoría. Por uno u otro motivo, uno de los clubes que mejor cae en España continua otro año sin aparecer en las quinielas y por consiguiente sin militar en la Liga de Fútbol Profesional, aumentando la decepción en una afición que comienza a hartarse de tanto despropósito.

Pero aún no es tarde y el año que comienza en solo días podría llevarnos a las cotas deseadas. Para ello será obligado unir cuantos eslabones fueren necesarios con el único objetivo de sumar y que de una puñetera vez nos saquen del pozo donde nos metieron.

Dicho lo dicho, aún veo ramalazos de quienes mantienen firme interés en la no continuidad de Vizcaíno y su equipo de consejeros. Puedo entender que estos, los mismos que en su día siguieron al dedillo cuantas instrucciones partían de Cánovas del Castillo con Irigoyen de presidente, en algún caso aislado incluso cobrando mensualmente una asignación bajo cuerda como todo el cadismo conoce, y de las instrucciones puedo dar personalmente pelos y señales tras la pretemporada que viví como único informador en Ordenes (Galicia). En su momento actuarán idolatrados por la supervivencia de quienes hacían y deshacían, que afortunadamente no son las circunstancias de hoy en día donde afortunadamente la democracia llegó para todos.

Actualmente, cuando en el Cádiz CF lo que se necesita es aunar esfuerzos, no olvidemos que están al día en sus emolumentos jugadores y empleados, aun, erre que erre, tratan de engañar a la masa social del Cádiz CF haciéndoles pensar que existen salvadores que aman como nadie nuestros colores y que, demostrado nos tienen, y eso lo digo yo, que más allá de buscar protagonismo, persiguen un puro y duro negocio que de no salir la operación acabarían con un club centenario y carismático. Y como anteriormente comentaba querido en toda nuestra geografía. Claro que a todo mercenario nada le importaría semejante desenlace ni tampoco a quienes le apoyan una vez conocidas las desvergüenzas de quienes, en muchos casos, la profesionalidad les huele chino.

Por todo ello pensemos en 2016 y seamos moderadamente optimistas. Un empleado de la entidad me comentaba días pasados que son bien tratados y que no les gustaría cambios radicales. Eso sí, en lo meramente deportivo añado que se necesita reforzar el equipo en el mercado invernal. Con ello, y trabajando con tranquilidad y sin aspavientos, tendremos grandes opciones de salir de esta maldita categoría donde nos encontramos.