Rubén Cruz no estuvo fino en el Trofeo y acabó lesionado.
Rubén Cruz no estuvo fino en el Trofeo y acabó lesionado.
Cádiz CF

Precaución

El Cádiz CF ilusionó en la semifinal y aburrió en la consolación a una semana de la Liga
Por  15:52 h.

El Cádiz CF que hemos visto en la LXIII Edición del Trofeo Carranza nos ha gustado en parte. Y lo ha hecho porque, como bien indicaba Álvaro Cervera tras la disputa de la primera semifinal, este equipo ha tratado de parecerse al de la pasada temporada donde tan buena campaña realizó. Con sus defectos y virtudes, quienes jugaron ante el conjunto canario, partido que inauguraba esta edición, cumplieron con los objetivos deseados y salvo el marcador, injustamente en contra, los amarillos lo hicieron bien y salieron de Carranza aplaudidos por una afición que vio lo que quería, eso sí, salvo el acierto final ante la portería contraria.

Y además Cervera dijo algo importante, “a veces hemos ser menos vistosos y más prácticos”, frase esta que sin lugar a dudas deben ir entendiendo algunos de sus futbolistas, aunque tiempo hay para ello. Evidentemente la consolación fue distinta y aunque tuvo momentos buenos, lo cierto y verdad es que la gente terminó aburriéndose porque la suerte seguía esquiva para un Cádiz CF que lo intentó pero no pudo con el equipo castellonense.

A nuestro particular submarino le faltó en esa primera semifinal finalizar las jugadas porque se plantaron muchas veces ante el meta insular y no pudieron batirle. Esto en Liga no puede suceder, máxime cuando esta temporada se presenta como la más complicada de los últimos años. La categoría de los clubes participantes es enorme y en principio difícilmente puede hablarse de favoritos. Solo hay que pensar con qué objetivo parten esta temporada Córdoba, Sporting de Gijón, Real Zaragoza, Real Oviedo, Osasuna de Pamplona o CD Tenerife, por citar algunos, cuyos seguidores solicitan militar en la élite basándose en principio en unos presupuestos que casi obligan a dejar pronto la categoría de plata.

Por otra parte, que nadie se lleve a Álvaro García, que para nuestro Cádiz CF es básico. Sus internadas por banda son únicas en la categoría y su sola presencia en el terreno de juego necesaria para ganar partidos. Eso sí, como al resto de compañeros le vendría bien un mejor estado del lamentable césped del Ramón de Carranza. Según Cervera peor que lo dejaron al finalizar la anterior campaña, y esto es inadmisible a falta solo de una semana para que de inicio el nuevo periplo.

De la consolación casi mejor hablar poco. El calor existente, viento de levante y pésimo estado del terreno de juego imposibilitaban hacer un mínimo fútbol. Un error de Cifuentes propiciaba el primer gol para el conjunto castellonense y posteriormente Barral lanzaba una pena máxima al poste que indicaría el desenlace del partido. Para colmo atrás no se estuvo fino y el equipo gaditano encajaba otros dos goles. Por cierto, Bakambú, como casi siempre, fenomenal. Consolación donde los clubes apenas creaban ocasiones preocupándose mucho de aguantar las marcas. Ganó el mejor y este fue el Villarreal. Nuestro Cádiz CF se quedó sin marcar en esta edición del Trofeo si bien tuvo múltiples oportunidades para ello, penalti incluido que Barral desaprovechó.

A la nueva temporada le queda muy poco para comenzar y aunque las sensaciones no fueron malas en el Trofeo habrá que tener precaución a raudales con lo que decimos. Para colmo lesión de Rubén Cruz al finalizar el partido y las dudas de qué futbolistas reforzarán en los próximos días el plantel amarillo para trabajar por el objetivo que, de momento, solo pasa por conseguir los necesarios 50 puntos para mantener la categoría.