Álvaro, en el último partido ante el Sevilla Atlético.
Álvaro, en el último partido ante el Sevilla Atlético.
CÁDIZ CF

Los vaivenes del Cádiz CF

«No quedar campeones de grupo supone un hándicap de consideración, pero ello no debe significar tirar la toalla»
Por  16:50 h.

Ganar en Almería es obligatorio para un equipo que busca el ascenso y que no llega en su mejor momento a falta sólo de cinco jornadas para finalizar la competición. Nuestro Submarino se ha balanceado en exceso durante la Liga y con el primer puesto inalcanzable debe buscar la mejor clasificación para llegar con aspiraciones creíbles a las tres eliminatorias que ojalá tengamos que afrontar.

Y en Almería toca dar el primer paso hacia adelante, aunque conlleve descender matemáticamente a un filial que tocó fondo hace semanas y que sólo piensa en terminar lo más dignamente posible la temporada que finaliza en poco más de un mes.

Son muchos años siguiendo al Cádiz CF y me enorgullezco de ello. Posiblemente tanto tiempo me permita conocer bastante más de lo que muchos piensan. Podría dar nombres de quienes hubiesen dado media vida por estar ahora en la entidad cadista, porque el ego personal no les permite estar en el anonimato. En Cádiz fueron muchos los que de boquilla quisieron dar el paso para regir los destinos de un equipo que necesitaba mucho dinero y menos cariño, lo que siempre argumentaban tener por la entidad amarilla.

En esta ciudad aún existen personajes que disparan sin sentido porque se les ha quitado protagonismo y algo más que en su momento habrá que decir para que la gente sepa de que va cada uno. Personajes sin escrúpulos que sçolo buscan sus propios intereses más allá de unos argumentos que carecen de la credibilidad que sólo los necios, afortunadamente pocos, parecen apreciar. En fin, el inexorable transcurrir del tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Solo será cuestión de esperar y descubrir a los enmascarados.

Pero es lo deportivo lo que realmente interesa. Como decía al principio es de obligado cumplimiento ganar en el estadio Juegos del Mediterráneo, ante un filial que espera un descenso anunciado hace jornadas. Este tramo final de Liga debe servir a Barragán y los suyos para ganarse la confianza de una afición que no las tiene todas consigo, y no le faltan razones.

Los vaivenes del club amarillo se salen de toda lógica y no hay tiempo más que para subsanar los errores cometidos. No quedar campeones de grupo supone un hándicap de consideración, pero ello no debe significar tirar la toalla. Espero que la experiencia de futbolistas como Cifuentes, Güiza, Abel Gómez, Jandro, Mantecón o David Sánchez, por citar algunos ejemplos, nos sirvan para lograr el objetivo.

Este año no podemos argumentar bisoñez ni inexperiencia, ni esa presión a la que se someten futbolistas jóvenes que pierden formas y cualidades llegados los momentos importantes. Por ello, confió en unos futbolistas que convencido estoy quieren terminar sacando al Cádiz CF del ostracismo en el que se encuentra desde hace varias temporadas.