Enrique Zarza comparece ante los medios tras la subasta del 3 de diciembre de 2013.
Enrique Zarza comparece ante los medios tras la subasta del 3 de diciembre de 2013.
POR ESOS CAMPOS DE DIOS

La legalidad de la subasta

En nuestra zona nos divertimos con cualquier panfleto de letra impresa y regocijamos con el más mínimo comentario del personajillo de turno...
Por  12:43 h.

Lo de meternos en terrenos pantanosos sin un total conocimiento de las afirmaciones que hacemos parece gustarnos a los gaditanos, sin medir la repercusión que ello pueda derivar ‘a posteriori’ y convencido estoy que en este caso sin maldad alguna. En nuestra zona nos divertimos con cualquier panfleto de letra impresa y regocijamos con el más mínimo comentario del personajillo de turno, a la sazón protagonista directo de la escasa credibilidad de quienes le siguen las pautas.

Dicho esto, vaya mi impresión tras consulta previa con un prestigioso abogado y vaya por adelantado que no residente en nuestra tierra, respecto al Auto dictado por el Juzgado de 1ª Instancia nª 1 de Cádiz desestimando la medida cautelar solicitada por Muñoz Vera consistente en el embargo de unos hipotéticos derechos a favor de Sinergy.

Tras lo escuchado, y obviamente neófito hasta límites insospechados del asunto en cuestión, no me resultó complicado entender que el Auto no prejuzga en momento alguno la legalidad o no de la subasta pública que conllevara finalmente ante Notario a que Locos por el balón se hiciese con el número de acciones actualmente en su poder.

El Auto deniega por tanto el embargo preventivo solicitado por el expresidente Antonio Muñoz y en nada se refiere a la titularidad de las acciones adquiridas por la Mercantil Locos por el balón. Eso sí, el siempre querido y admirado Francisco Puig y Federico González, que su buen dinero pusieron en el club en momentos complicados, siempre mantuvieron sus dudas acerca de la venta de las acciones y recriminaron a Muñoz en no pocas ocasiones su forma de actuar.

Aun así, ahora entiendo que tranquilidad en las masas, que cada cual pague lo que adeude y a sacarnos del pozo de la segunda B que en definitiva es lo que nos importa a todos los que llevamos por las venas el azul y amarillo. Y evidentemente para salir de ahí quienes comandan nuestro particular submarino tienen mucho que decir y aún bastante por hacer, aunque me consta que van por el buen camino y de seguir en la línea marcada el Cádiz terminará ascendiendo.

A mitad de los ochenta me dijo el malogrado Pepe Da Rosa una frase que decía mucho de su sinceridad y franqueza: “Me considero un triunfador, y me castigaría Dios si dijese lo contrario”. Esa frase podrían adjudicársela quienes nos saquen de seguir visitando pueblos, con todos mis respetos, y jugando en campos de futbol, que no estadios, donde un club del historial del nuestro no puede ni debe estar más allá de finales de mayo. De conseguirse el objetivo, espero que sí, todos los que han apostado por ello pueden hacer también suyas la frase de tan grandísimo artista. Nos alegraremos todos.