Carpio se lamenta al término del partido ante el Reus.
Carpio se lamenta al término del partido ante el Reus.
CÁDIZ CF

Decepción cadista en Reus

"Se perdió la ocasión de sumar un punto que hubiese sido lo justo si en este deporte la justicia existiese"
Por  17:23 h.

El partido disputado en Reus no quedará en el recuerdo de los cadistas. El gol de Fran Carbiá, nada que objetar salvo que encontró facilidades para colocar el balón donde quiso, hizo que los puntos quedasen en Cataluña y los seguidores del Cádiz CF que se encontraban en el estadio regresasen a casa algo decepcionados.

Tampoco encuentro explicación al gol que se le anula a Güiza, y en televisión cuesta creer por mucho que vea las imágenes que nadie toque al guardameta, aunque después indicara que era por fuera de juego. En fin, que se perdió el partido y la posibilidad de sumar un punto que hubiese sido lo justo si en este deporte la justicia existiese. Por cierto, que ver al Cádiz CF con la tercera equipación resultaba extraño, máxime cuando sólo el árbitro y auxiliares se colocaban el amarillo por atuendo.

Dicho esto, a pensar en los dos encuentros que afrontamos en casa en sólo seis días. De momento el Numancia, que luego nos tocará el Real Oviedo con morbo añadido. Al equipo numantino le vi ante el Nàstic y me pareció un buen bloque. En Carranza habrá que tapar bien a Manu del Moral, muy buen futbolista, y ojo al portero, el marroquí Munir, que para mí al menos es uno de los mejores guardametas de la categoría. Es un portero ágil y va muy bien por arriba. Buena señal será hacerle intervenir mucho, pues significaría que el Cádiz CF dispone de oportunidades.

La liga 1/2/3 es muy larga, con clubes de muchísima categoría, y nuestro objetivo no es otro que consolidarnos en lo deportivo y por supuesto en lo económico. Este martes el Ramón de Carranza volverá a registrar una magnifica entrada y los nuestros recibirán el incondicional apoyo desde los graderíos.

Y no quiero terminar esta columna sin acordarme de un chico, José Antonio Garrido Casado, de sólo doce años de edad. Tiene leucemia, es onubense. Una de sus últimas alegrías ha sido recibir una camiseta del Cádiz CF, que por cierto se la ha regalado un grandísimo cadista que todos queremos que también se recupere pronto, Sebastián Herrera, a quien conoció en un hospital tras una sesión de quimioterapia.

A este chico ya le ha visitado Joaquín, jugador del Real Betis, y tengo entendido que el cadista Aitor. También quiere verle James en cuanto el Real Madrid visite Sevilla. Con el chaval han colaborado también clubes como Almería, Real Burgos y FC Barcelona. Lo que el amigo Sebas se propone lo consigue. Mucho ánimo tanto a él como al jovencito Antonio. Ambos se merecen compartir muchos años de futbol y juntos van a conseguirlo.