El autor agradece las atenciones recibidas en el Hospital de Puerto Real.
El autor agradece las atenciones recibidas en el Hospital de Puerto Real.
Cádiz CF

Camino del quirófano arropado por cadismo

"Dentro de la sala de operaciones no lo pasé peor que años atrás en un juzgado con Jesús Gil"
Por  8:00 h.

Les advierto que esta columna poca relación guarda con el partido que nuestro Cádiz CF ha de jugar ante el Alcorcón. Para eso están los compañeros de la redacción de deportes que les tienen puntualmente informados. Eso sí, en las líneas que dispongo busco trasladar a los lectores que nuestro equipo es algo más que un club de fútbol, lo que siempre pensé era atribuible a los poderosos de turno y solo a ellos. Estaba equivocado, nuestro equipo es mucho más y les cuento mi experiencia.

EMPATIA, es el calificativo que mejor encuentro a lo vivido hace solo un par de días. Es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. Esta palabra viene del griego “empátheia” y significa emocionado. Y dicho esto les traslado la experiencia vivida en propia persona y que se ha desarrollado en el Hospital Universitario de Puerto Real, donde me sometí a una complicada intervención coronaria que me tuvo cuatro horas en quirófano.

Desde que un celador, Luis, cadista hasta la médula, me trasladaba a la sala de intervenciones, las muestras de cariño y de cadismo fueron de una empatía tal que llegaban a emocionarme. Luis es socio de toda la vida, y en el ascensor me alentaba y comentaba que me quería escuchar el domingo cantando los goles del Cádiz CF. Me confesaba que se perdería el partido ante el Real Zaragoza, algo excepcional, porque coincidía con el bautizo de su nieta. A Luis se le caía la baba con su primogénita pero también con su Cádiz CF lo que me llegaba al alma en momentos tan complicados para mí y mi familia. Con él hablé de la gestión Vizcaíno-Pina y lo hice con el mismo optimismo que él me transmitía camino del quirófano.

Ya en la sala de operaciones, mientras me preparaban para la anestesia y lo que en principio no parecía tener complicación, el doctor Javier Lozano, por el que ya siento admiración, me animaba y me hablaba del Cádiz CF. También de su amistad con Ojeda, un buen guardameta que se afincó en El Puerto de Santa María y que triunfó en el Real Murcia y Racing Portuense y con el que juega al pádel junto a Celso Casal, otro amigo.

Javier, junto a Fernando García y un largo etcétera entre las que se encontraban Marisol y Mercedes, me sirvieron de gran apoyo. A través de la cristalera observaba al también cardiólogo Juan Antonio Sánchez, hijo del ex-técnico cadista Sánchez Franzón, al que ya considero amigo. Las muestras de cariño se dejaban ver en todo momento hacia mi persona, como si yo fuese el embajador de un Club con el que modestamente colaboro pero al que llevo en la sangre. También Alfredo, con el que entablé una amistad que espero perdure, fue clave para que yo diese el paso decisivo.

Dicen que la asertividad es expresar en el momento propicio las ideas y sensaciones tanto positivas como negativas en relación a una situación. Los vasos enfermos y tratados que yo tenía, eran varios, me lo traslado el doctor Lozano pero lo hizo transmitiéndome serenidad y energía. Le llegué a comentar en plena intervención que pese al momento –minutos antes trasladó a mi esposa el riesgo existente- no lo estaba pasando tan mal como lo pasé años atrás con Jesús Gil en el Juzgado. Me salió de dentro y fue inevitable comentárselo.

Terminada la intervención quedamos en ver juntos un partido de nuestro Cádiz CF. Hay que celebrar que todo salió bien. Por cierto, aprovecho las líneas que LA VOZ y CANAL AMARILLO me ofrecen, para agradecer a cuantos compañeros y amigos me han llamado para interesarse por mi estado. Desde La Voz, pasando por la Cadena Ser, Canal Sur y Cope solo he tenido palabras de aliento que yo agradezco con toda mi alma. Desde el club los compañeros de prensa y el presidente, Manolo Vizcaíno, estuvieron desde el primer al último minuto pendientes de mis evoluciones. A todos gracias de corazón, porque, de momento, seguiré retransmitiendo los partidos de mi Cádiz CF., y lo seguiré haciendo mientras me lo permitan y mi corazón aguante.