Carrillo lucha por un balón en el partido frente al Albacete.
Carrillo lucha por un balón en el partido frente al Albacete.
Cádiz CF

El Cádiz CF tiene que aprovechar el calendario

Hay que ganar dos partidos y los rivales en los partidos que quedan apenas se jugarán nada
Por  10:25 h.

La cantidad de empates en las últimas jornadas obligan al Cádiz CF a ganar sin paliativos al Real Zaragoza para no perder la sexta plaza en la tabla que le llevaría a participar en la fase de ascenso. Todos pensamos que con seis puntos más de los sesenta actuales que tienen los amarillos, el objetivo de la promoción se habrá logrado. Y no es menos cierto que, pese a la escasez goleadora del equipo, a los cadistas les espera un Barca B. que de perder ante el Sporting podría ser equipo descendido; un Tenerife que de no ganar en Reus difícil o casi imposible le será disputar la liguilla de ascenso y un Granada que, a cinco puntos de los gaditanos, de no conseguir la victoria en Almería igual no se juegan nada en la última jornada de liga ante el equipo de Cervera. Consideraciones que hay que hacer puesto que entran dentro de la lógica por lo que estamos viendo.

Dicho esto seguimos ahí, gracias sin lugar a dudas a ser el equipo menos batido de la categoría. La entidad cadista ha aprobado con creces la temporada que finaliza, pero, consecuencia de los resultados, y de lo realizado la pasada campaña, todos queremos y pedimos más, por injusto que a muchos les pueda parecer.

El plantel trabaja a destajo y esta semana hasta pasaron por la feria de Jerez para celebrar un almuerzo donde se brindó por el futuro. Por cierto, que me parece fenomenal que tanto Manolo Vizcaíno como Quique Pina estuviesen al lado de los suyos apoyándoles en todo momento.

Del encuentro ante el Zaragoza se habla y mucho. Leí en La Voz que Delmás hablaba de lo importante que sería ganar en Carranza. El lateral, que jugó ante el Sporting la pasada semana, comentó que el equipo de Cervera es “rival directo” y que hay que “salir a ganar”. Y en este sentido también se ha manifestado Papu, quien lamentablemente lesionó a José Mari en el partido de la primera vuelta. Papu comentaba que “no será fácil el partido ante el Cádiz CF, pero hemos de intentar ganarlo para seguir arriba y disputar la fase de ascenso”.

Y hasta he leído unas manifestaciones del que fuera gran guardameta Andoni Cedrún, donde llegaba a decir que en Zaragoza se aplaudía con las orejas las lesiones de Álvaro García y Salvi. En definitiva, que gran respeto al Cádiz CF y muchas reservas al hablar de victoria en Carranza por mucho que se desee. Eso sí, Álvaro podrá jugar. Y que nadie olvide que futbolistas como Borja Iglesias o el capitán Zapater, por parte maña, tuvieron sobrecargas y entrenaron incluso al margen de los compañeros parte de la semana.

La baja de Brian Oliván suponemos será relevada por Lucas Bijker y para sustituir a Salvi el técnico del conjunto amarillo dispone de algunas opciones, que no sabremos hasta el mismo lunes. Entiendo a Cifuentes cuando comenta en Canal Amarillo que no será nada fácil lo que resta de Liga, pero que todos están ilusionados en el vestuario y que van por el segundo objetivo tras haber logrado la permanencia marcada. Cifuentes, quien por cierto en Castilla-La Mancha le han concedido el balón de oro por ser el mejor jugador manchego de la temporada, y que quiere contribuir a dedicarle la victoria a su compañero Jose Mari.

Y no puedo dejar pasar que Vizcaíno y su equipo lograron con enorme éxito ingresar en el club cadista 70.000 euros gracias al amistoso que enfrentó el miércoles a Arabia Saudí y Argelia. Con gestiones de este calibre se puede entender perfectamente como desde la llegada del presidente nacido en Sevilla la deuda del club se ha rebajado considerablemente. Al César, lo que es del César.