Lekic marcó el gol del Reus.
Lekic marcó el gol del Reus.
Cádiz CF

Sin recursos arriba

Sin tener la pelota difícilmente se puede ganar un partido.
Por  18:50 h.

La vida del fútbol es el gol, no hay duda de ello. Sin el maravilloso placer de marcar un tanto no hay paraíso y por más que este Cádiz no quiera el amor de la pelota, sin ella y sin tener alternativas en ataque difícilmente se puede ganar un partido.

Cervera movia el once y media cambios obligados. Jona y Brian volvían a la titularidad junto con un Salvi que se antojaba fundamental aunque estuvo desaparecido en combate.

Sin apostar al 2 en La Quiniela, un error atrás volvió a condenar a un Cádiz que lo pasa mal cuando tienes e que remar. Derrota y a buscar soluciones ofensivas.

1. Dupla atacante inoperante

Al final Eugeni se quedaba fuera de un once que echaba de menos a Perea. Cervera apostaba por dos delanteros cuando las miradas estaban en la titularidad de Eugeni. Intentando emular el éxito de Vallecas, con Carrillo en la derecha, Romera y Jona olieron poco la liga en una primera parte sin mordiente ofensiva. Nada de nada. Eso sí, este Cádiz no puede permitirse más el lujo de fallar ocasiones como un centro de Salvi que Romera manda fuera. O los delanteros se ponen las pilas o poco se puede hacer, entendiendo el arduo trabajo de los arietes cadistas.

2. La falta de solidez condiciona

Si el Cádiz no ataca, al menos que defienda. Tampoco. Un error colectivo permitió que Yoda hiciera lo que le diera la gana y se colara hasta la cocina. El gol de Lekic era el reflejo de una inoperancia atras impropia de un equipo como el Cádiz. Ese error de bulto en labores defensivas condiciona un encuentro que hace a los amarillos remar contracorriente. Si el Cádiz no mantiene su poderío atrás…

3. Solo Carrillo cambia en parte el guión

Cervera movia el árbol pero no lo derribaba. Cambios para intentar modificar un partido difícilmente salvable. Solo la entrada de José Ángel Carrillo modificaba en parte un libro escrito desde el gol local. La entrada del ex del Sevilla Atlético permitia que los amarillos usarán su único recurso ofensivo: centros al área y que Carrillo se buscara la vida. Con un solo jugador en el área, difícil. Aitor y Eugeni, los otros cambios cadistas, no comparecieron en un partido que debe invitar a la reflexión y sobre todo a la mejora. A seguir.