Abdullah y Salvi celebran el primer gol del Cádiz CF ante el Mirandés.
Abdullah y Salvi celebran el primer gol del Cádiz CF ante el Mirandés.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 2-1 Mirandés

Con empuje por las bandas, fuerza en el centro y mucha fe, este equipo volvió a remontar un partido perdido
Por  20:12 h.

A este Cádiz CF nadie le gana en empuje y fe

Sin hacer un partido del otro jueves, una semana más, el Cádiz CF sumó tres nuevos puntos que le permiten mantenerse en los puestos nobles de la clasificación. Es una realidad que el equipo de Cervera no tiene la frescura de las semanas previas al parón navideño, pero también lo es que al equipo no le hace ni falta pues sigue sumando puntos como el comer.

Los amarillos ya tienen siete puntos en esta segunda vuelta por los dos que firmaron en los primeros tres partidos del campeonato liguero. Este Cádiz gana por empuje y fe, y para prueba de ello un partido en el que el Mirandés se adelantó pero acabó sucumbiendo ante la insistencia de un Cádiz fuerte por el centro y sobre todo mortal por las bandas. Álvaro García es un puñal y Salvi pudo completar una gran tarde con un gol que se le resistió.

1. El lógico regreso de José Mari

Con varios cambios en el once titular, Cervera planteaba un partido duro ante un Mirandés muy peligroso. Sankaré y Abdullah volvían al equipo tras estar ausentes en Mallorca por sanción. La gran duda era quien iba a acompañar al segundo en el centro del campo y dicha ecuación se despejó con la ‘x’ más lógica, el retorno de José Mari.

Aunque el roteño no está aún en su mejor momento físico, Cervera apostó por él para no mover demasiadas piezas del equipo. Asimismo, el técnico le dio de nuevo la oportunidad a Salvi que sin duda no la desaprovechó siendo un quebradero de cabeza para su rival en dicha banda.

2. Remontada por el centro y empuje en las alas

El partido se rompía rápido con el gol tempranero del Mirandés en un saque de esquina mal defendido y “nos poníamos en lo peor”, tal y como reconoció Cervera tras el encuentro. Este Cádiz no está llamado a ser un conjunto dominador con el balón por lo que le cuesta llevar la iniciativa. Aun así, volvió a remontar y lo hizo por donde mejor sabe hacerlo; por las bandas.

“Hemos hecho los goles y hemos ganado como queríamos”, apuntaba Cervera. Y así fue, Álvaro García y Salvi en su papel, acompañados por Aitor, asistente en el segundo gol amarillo obra de Ortuño. A todo ello, el trabajo de Abdullah y José Mari en el centro del campo. Ambos aguantaron todo el encuentro a pesar de ser dos jugadores de mucho oficio y desgaste. Clave.

3. Carpio al centro con Malón en la derecha

Con el tanto de Ortuño, el Cádiz CF sabía que tenía que amarrar como fuera la victoria. Cervera apostaba por reforzar la banda derecha dando entrada al debutante Iván Malón y poner a Carpio en el centro del campo, ayudando en labores defensivas. Como hizo en su día Guardiola con Lahm en el Bayern de Munich, el lateral derecho amarillo se convertía por momentos en un centrocampista más.

Con todo, el Cádiz sufrió algún ataque visitante aunque la intervenciones de Cifuentes fueron suficientes para amarrar otros tres puntos de oro.