El roteño José Mari se ha hecho dueño y señor del centro del campo del Cádiz CF.
El roteño José Mari se ha hecho dueño y señor del centro del campo del Cádiz CF.
Cádiz CF

Un tercio de Liga

"El meridiano de la clasificación no otorga tranquilad alguna"
Por  16:49 h.

Transcurrido ya un tercio de la maratoniana competición de esta división de plata, el Cádiz CF afianza sus pasos en la inestable, agitada y convulsa zona media de la tabla. Pues, en este caso, el meridiano de la clasificación no otorga tranquilad alguna, más bien todo lo contrario.

Dada la aglomeración de equipos amontonados, con escasos puntos de diferencia entre sí, ganar o perder un partido puede significar que se mire con ilusión la cercanía de los puestos de ascenso o sentir la amenazante palpitación del peligro del descenso. Máxime si, como se ha comprobado por lo visto hasta ahora, cada partido consiste en un duelo tenso, imprevisible y equilibrado, en los que suele obtener la victoria aquél conjunto que menos se haya equivocado y menos facilidades haya regalado a su contrario. Aspecto éste, en el que las sensaciones transmitidas por el equipo amarillo son bastante positivas. Con la portería muy bien cubierta, con Cifuentes, el eje de la zaga parece asentarse con la pareja conformada por Aridane y Sankaré, dos futbolistas sobrios, seguros y expeditivos, cuya labor se engrandece cuando pueden jugar arropados por la cercanía de sus compañeros. En el lateral derecho parece asentarse un ascendente Carpio, mientras que en el izquierdo, tanto Brian, el jugador más en forma del Cádiz CF hasta que se lesionó, como un muy mejorado Luis Ruiz, ofrecen plenas garantías. El dueño del centro del campo es José Mari, jugador que ha aportado el equilibrio que el equipo necesitaba en la medular, al que puede acompañar la depurada técnica aún sin explotar de Abdullah o la eficacia y buen posicionamiento de Garrido. Una banda es propiedad indiscutible de Álvaro García, cuya rapidez y desborde suponen una auténtica pesadilla para las defensas rivales, mientras que Ortuño se ha ganado el puesto de delantero de referencia, pues además de incansable trabajo aporta buenas asistencias y, lo más importante de todo, el gol.

Quedan dos posiciones, la de media punta y la de un extremo en ataque, que a pesar de las múltiples probaturas realizadas por Álvaro Cervera, aún carecen de dueños.