El Cádiz CF se tuvo que conformar con un empate ante el CD Lugo.
El Cádiz CF se tuvo que conformar con un empate ante el CD Lugo.
CÁDIZ CF

Se escapó de las manos

El Cádiz CF no cerró el encuentro ante el CD Lugo y dejó volar dos puntos importantes en la lucha por el ascenso a Primera
Por  17:00 h.

Cuando ya se paladeaba la alegría de un nuevo triunfo, cuando las eternas manecillas del reloj acariciaban, con su lento latido, el ansiado pitido final, cuando hasta Cifuentes había ya sobrecogido a la hinchada con su habitual y proverbial parada, llegó el mazazo helado del postrero empate del rival.

Tan acostumbrados estamos a obtener victorias sin necesidad de mostrar una superioridad sobre el contrario, que la pérdida de los dos puntos en los instantes finales del choque causó honda decepción. Pero como bien reconoce Cervera, no resultó injusto el resultado. Tras un inicio titubeante, el Cádiz CF cuajaba una aceptable primera parte, que careció de continuidad una vez que se adelantara en el marcador. Como ya ocurrió en ocasiones precedentes, el equipo no mostró ni la pausa ni la precisión necesarias para aprovechar los espacios que el contrincante le regalaba al volcarse sobre la portería local. Y sin mantener en estado de miedo y alerta a la zaga rival, todo ha de fiarse a la propia seguridad defensiva y a encomendarse para que ningún rebote o desvío en la propia área no resulte fatídico. A expensas de que cualquier mínimo error en la marca, como tristemente aconteció en el último córner en contra, convierta en baldío el trabajo derrochado durante noventa minutos.

Con todo, casi la peor noticia que deparó el duelo frente al Lugo volvió a consistir en la nueva pareja de lesionados con que se saldó, en dramática confirmación de ese extraño maleficio que parece perseguir este año a los amarillos. Torcedura de tobillo de Abdullah y enésima lesión muscular de un miembro de la plantilla, con turno esta vez para Brian Oliván. Ominosa lacra que va a otorgar protagonismo inmediato a las nuevas incorporaciones, de cuyo nivel de rendimiento va a depender, en gran parte, el listón de aspiraciones de los gaditanos.

Retorna un viejo conocido como Jona, del que se espera que lo haga con la puntería afinada, permanece la incógnita sobre Fausto Tienza y, hasta ahora, Eugeni ha mostrado tan buen toque de balón como fragilidad en la brega y las disputas.