El Cádiz CF sacó un valioso empate ante el Numancia.
El Cádiz CF sacó un valioso empate ante el Numancia.
CÁDIZ CF

Margen de mejora

El Cádiz CF, que jugó más de medio tiempo con un jugador menos ante el Numancia, dejó una sensación de optimismo y satisfacción
Por  17:40 h.

A pesar de que su equipo sólo pudo sumar un punto en este tercer partido disputado como local, la afición cadista salía del Carranza el pasado domingo con una manifiesta sensación de optimismo y satisfacción. Y lo hacía tras comprobar cómo todos sus jugadores, en loable alarde de entrega, esfuerzo y pundonor, fueron capaces de superar las máximas complicaciones que deparó el encuentro. Pues a la propia dificultad de plantar cara a un rival tan compacto y de tanta calidad como el Numancia, hubo de añadirse la lastrante rémora de intentarlo con un hombre menos durante gran parte del duelo.

Dos acciones gratuitas e injustificadas de Barral originaron tan arduo menoscabo. Tanto el isleño como Moha Traoré se caracterizan por afrontar las disputas con una agresividad excesiva, limítrofe en beligerancia, lo que los convierte en peligrosa carne de expulsión. Circunstancia ésta que será necesario pulir, pues en una división tan igualada como la Segunda, competir reiteradamente con menor número de elementos puede suponer una desventaja que marque el devenir de las aspiraciones. Pero el conjunto, a base de orden y trabajo, supo aguantar muy bien el tipo y hasta merodear con peligro el área visitante.

Al que le faltan aún las incorporaciones de hombres tan importantes como José Mari y Álvaro García, aunque en el caso del primero, su ausencia ha sido cubierta con solvencia por un Abdullah que crece en cada partido y que a su prodigioso toque y excelente distribución de balón, añade ya una gran implicación defensiva. Queda un tanto huérfana la importante zona de la mediapunta, en la que el experimento de la dupla Barral-Romera no ha acabado de convencer a Cervera, tal como éste ha manifestado. Lugar en el que se espera el retorno del lesionado Rubén Cruz, que tan fructífera labor realizara la pasada campaña en el juego entre líneas, y del hasta ahora inédito Perea, del que se espera que pueda aportar al bloque unas soluciones diferentes en ataque. Por lo que amplio parece aún el margen de mejora que el equipo puede ofrecer.