Tomás (i) y Alberto Quintana (d), dos de los cadistas cedidos.
Tomás (i) y Alberto Quintana (d), dos de los cadistas cedidos.
Cádiz CF

La tríada incompatible

Jóvenes, canteranos y con proyección, tres aspectos que pesan para triunfar en el Cádiz CF
Por  17:24 h.

Un renovado ánimo, un oxígeno de ilusión, un nuevo halo de esperanza envuelven otra vez a la afición del Cádiz CF tras el serio partido disputado en La Nueva Condomina. El difícil feudo pimentonero parece haberse erigido este año en catapulta de aspiraciones gaditanas, lo fue en la copa y lo ha vuelto a ser en liga, precisamente ahora que el triunfo tanto se necesitaba.

Tras un cúmulo de continuas decepciones, ha bastado esta importante victoria en campo del líder para que los seguidores volvamos a realizar todo tipo de cábalas con los puntos que restan por disputar, a ver si aún sería posible alcanzar el objetivo. Para la obtención de tan deseado triunfo sólo fue necesario que los amarillos se dispusieran con cierta racionalidad sobre el campo y que derrocharan energía, nervio, entrega y decisión en cada balón que disputaban. Un partido en el que se pudo comprobar que los jóvenes Salvi y Álvaro constituyen dos elementos insustituibles, tanto por la profundidad y velocidad que aportan al juego como por los continuos apoyos en defensa que ofrecen a sus compañeros.

También se vino a confirmar que el eje Aridane-David Sánchez constituye la columna vertebral en la que se asienta y equilibra el armazón de todo el equipo. Cuando estos dos jugadores rinden a buen nivel, como ocurrió el domingo pasado, el once amarillo adquiere la debida seriedad defensiva y hasta las transiciones en ataque se realizan de manera más rápida, coherente y fluida.

Por contra, también pudimos contemplar que jugadores que están llamados a erigirse en importantes por la calidad que atesoran, como es el caso de Fran Machado, quien se encuentra hace tiempo muy alejado de su mejor forma, o de Lolo Plá, demasiado precipitado e impreciso en los últimos encuentros, deberían afinar su rendimiento en las decisivas jornadas que restan. Caso parecido ocurre con los laterales, Juanjo y Andrés Sánchez, cuyo mayor nivel en prestaciones ofensivas y defensivas tanto necesita el equipo. Para ambas carencias se contaba con repuestos de la casa: Quintana y Tomás. Pero, por desgracia, eran jóvenes, canteranos y con proyección. Tríada incompatible para ser futbolista en el Cádiz CF.