Lolo Plá acabó lesionado y desolado el partido.
Lolo Plá acabó lesionado y desolado el partido.
CÁDIZ CF

Inesperada debacle

Ante el asombro y la perplejidad de sus aficionados desplazados a Sevilla, el Cádiz CF cae ante el Betis B y desaprovecha una oportunidad única
Por  18:05 h.

Tras disfrutar de un mes jalonado de victorias y de alegrías, de recrearnos en la tranquilidad de la línea ascendente del juego desplegado por el equipo, tras ver como se angostaba progresivamente la distancia con el liderato, y, sobre todo, después de acariciar esa cabeza de la tabla con el último empate cosechado por el Murcia un día antes, sobreviene de forma abrupta e inesperada una nueva decepción. Mayor aún fue la frustración si se tiene en cuenta que la soleada mañana de Domingo de Resurrección, vivida a la antigua usanza junto a radios y sin televisión, no pudo empezar con mejores noticias: el Sevilla Atlético perdía y el Cádiz CF se adelantaba en el marcador.

A partir de entonces, una serie de confusas y funestas noticias hacían palidecer al estupefacto aficionado: penalty fallado por Güiza y expulsión y pena máxima señalada en contra. En un visto y no visto, el Cádiz CF ya perdía por tres a uno y todas las cábalas clasificatorias se tiraban, ipso facto, por la borda. Tal era el grado de la desilusión generada por esta derrota imprevista, que hasta cundía cierta avidez por contemplar las imágenes que la mostraran y explicasen. Una vez vistas y analizadas éstas, cierto es que la explican, pero no dejan de causar asombro y perplejidad. Frente a un rival muy débil en defensa, la superioridad de nuestros hombres de ataque no generó el número debido de ocasiones y, sobre todo, se observó cómo el conjunto amarillo aceptó de forma sorprendente el órdago al que su oponente convirtió el partido. Por lo que éste consistió en un permanente correcalles donde la pelota iba de un área a otra, en un juego descontrolado y vertiginoso que beneficiaba, sin duda, a los jóvenes verdiblancos. Tal vez sea éste el encuentro que más opciones de gol haya concedido el Cádiz CF al contrario, sólo salvado por la buena actuación de Cifuentes, antes de que perdiera la cabeza en la jugada absurda del tercer gol.

Inesperada debacle de Domingo de Resurreción, que ojalá constituya la última piedra encontrada en su camino.