Once inicial que Cervera sacó ante el Levante.
Once inicial que Cervera sacó ante el Levante.
CÁDIZ CF

El éxito del Cádiz CF

A la espera de su participación en la fase de ascenso, el equipo gaditano ha completado una temporada sensacional
Por  16:47 h.

Tras múltiples intentos fallidos y sucesivas ocasiones desaprovechadas en jornadas precedentes, por fin se pudo cantar victoria y el Cádiz CF aseguraba su pase a las eliminatorias de ascenso a Primera División. Logro que hacía estallar en una verdadera eclosión de alegría a la afición y suponía el dorado broche con el que el equipo clausuraba este difícil y apasionante capítulo de su retorno a la Liga de Fútbol Profesional.

A expensas de lo que suceda en el casi intrascendente partido de Valladolid, se puede concluir que el conjunto amarillo ha completado una exitosa campaña, en la que ha ofrecido un nivel competitivo muy por encima de cualquier expectativa inicial. Superadas algunas dudas iniciales, la plantilla supo asimilar el marcado estilo impuesto por el entrenador e irrumpir en los puestos privilegiados de la clasificación mediante un fútbol basado en el esfuerzo solidario en defensa y en la rápida salida al contragolpe. Esquema para cuyo funcionamiento ha resultado trascendental la aportación de Salvi y Alvarito, esas flechas percutoras por las bandas que tantas veces rompieron las defensas contrarias y que tan bien asistidas estuvieron por el buen hacer de Ortuño. Jugador éste que, a pesar de haber bajado de forma alarmante su rendimiento en los últimos encuentros, no sólo ha aportado goles sino que llegó a convertirse en plasmación de lo que un delantero centro debe hacer sobre el campo.

Asentado sobre una general seguridad defensiva y en la eterna juventud de Cifuentes, se encontró la estabilidad en el medio del campo con jugadores de tan distinto corte pero tan bien acoplados entre sí como Garrido, José Mari y Abdullah. Y a ello vino a sumarse el toque preciso y letal que a balón parado ofrece el joven Aketxe, con el que se han desatascado numerosos choques recientes. Todo lo cual, constituyen argumentos más que suficientes para afrontar con optimismo los definitivos compromisos que se avecinan. A los que habrá que acudir con la tranquilidad que concede el haber firmado una excelente temporada, en la que se han conseguido metas que eran inimaginables allá por agosto del año pasado.