Álvaro Cervera en el banquillo de Carranza
Álvaro Cervera en el banquillo de Carranza
CÁDIZ CF

La pizarra de Nacho Limón: Sin reacción

El ‘efecto Cervera’ dura tan sólo 30 minutos y el técnico comprueba la ineficiencia de su nuevo equipo
Por  19:43 h.

El Cádiz CF sale desde el comienzo dominador como se espera en el Ramón de Carranza, pero el ‘efecto Cervera’ sólo dura 30 minutos porque pronto el equipo se ve sin fuerzas para hacer efectivo ese dominio y convertirlo en gol.

A raíz de comprobar esa ineficacia manifiesta, el Mérida comienza a tener más protagonismo con el balón hasta conseguir aprovechar su oportunidad, con el tanto de Aitor, y así hundir el frágil ánimo de los jugadores amarillos.

1 Sin energía. El nuevo técnico cadista entiende que pese a tener una plantilla veterana con la intención de que sea experimentada al final no tiene los argumentos suficientes para marcar la diferencia que se espera en la categoría.

Pese al cambio en el banquillo, con la salida de Claudio y la llegada de Álvaro, queda demostrado que los futbolistas son los mismos y resulta imposible argumentar que este plantel esté capacitado para conseguir el objetivo afrontando tres durísimas eliminatorias en una hipotética fase de ascenso.

Al final de la jornada, el Cádiz CF llega a tener que esperar incluso que el quinto clasificado, La Hoya Lorca, no sume los tres puntos para darle caza a falta de tres jornadas, algo intolerable teniendo en cuenta el mediocre nivel de la categoría.

2 Dependencia. La lesión de Dani Güiza en el calentamiento condicionó el estreno del nuevo técnico, que observó la importancia desmesurada que tienen los goles y el juego del delantero jerezano para este equipo.

Cervera apostaba por Lolo Plá como referencia ofensiva y no resulta efectiva. El extremeño sorprende desde la segunda línea, como mediapunta, y Despotovic se confirma como el gran fiasco del mercado invernal. No aporta ni siquiera lo que hacían los jugadores que salieron en el mercado invernal, como Wilson Cuero.

El míster prefiere a Román, que aportó movilidad y frescura en el ataque con respecto a la opción del serbio, pero hacer recaer la responsabilidad en este joven jugador no es la solución para el reto que tiene el Cádiz CF entre manos.

3 Triste e insólito. Los cadistas pasaban la tarde del domingo esperando un pinchazo de La Hoya Lorca. Eso habla del sentir de un aficionado que no se identifica con lo que siempre ha representado su equipo. Hastiado de no ver correspondido el apoyo que siempre le ha brindado.

De aquí a final de la liga regular el Cádiz CF debe al menos clasificarse para la fase de promoción de ascenso y entre todos tener el ánimo de apurar las mínimas opciones que este equipo con algo de confianza y garantía tenga de subir a Segunda División.