Juanjo ante el San Roque de Lepe
Juanjo ante el San Roque de Lepe
CÁDIZ CF

La pizarra de Nacho Limón: Crédito

Los de Claudio han conseguido en apenas tres jornadas recuperar la credibilidad puesta en duda con tres victorias consecutivas
Por  18:55 h.

El equipo cadista ha demostrado salir reforzado de la crisis, de juego y resultados, que les llevó a situarse a un abismo del primer objetivo: ser campeones de grupo. A falta de 9 jornadas, y con un calendario que tiene pendientes duelos directos entre los implicados, la distancia recortada y situada en 5 puntos deja aún opciones de optar al primer puesto.

1. Decisión. La confianza del equipo es notable tal y como se está reflejando en los últimos encuentros. El Cádiz CF salió a Lepe decidido a sumar los 3 puntos, con el único pero de querer hacerlo con excesivas prisas. No especuló y buscó la portería contraria dominando y controlando el partido. Sólo las acciones a pelota parada siguen dejando dudas y dando opciones al contrario.

Llevado a lo individual, hay jugadores que están ofreciendo un rendimiento que les hace marcar las diferencias. Con nombres propios: Salvi y Lolo Plá. El extremo es a día de hoy la mayor preocupación de los oponentes por su desborde y velocidad. No marcó, pero dio otras dos asistencias. El emeritense ya es pichichi cadista, y abandera la fe de un grupo que nunca dejó de creer en sus posibilidades.

2. Once tipo. Ya hablamos de esto en la primera parte del campeonato. Por aquel entonces, el equipo asumía la competición de Copa del Rey y las entradas y salidas por lesion de los efectivos del plantel. La buena gestión hizo que se alcanzaran los octavos de final en el torneo del KO coincidiendo con el inicio de año. Las variaciones en las alineaciones no eran entendidas desde fuera, pero desde dentro con mayor o menor acierto nada se decide por capricho, tiene un porqué.

Ahora, y tras las variaciones en el mercado invernal, resulta cada vez más habitual reconocer un equipo inicial. Salvo entrada o salida por lesión o sanción, el cuerpo técnico ha encajado las piezas de una máquina que ha comenzado a generar el rendimiento que se espera conforme al potencial existente.

3. Sólo Linares. Es un mensaje repetido hasta la saciedad por los técnicos, y que haríamos bien en secundar todas las partes implicadas del entorno. Que nada distraiga más allá de lo que se deba encarar el siguiente fin de semana, y no escatimar ni un solo esfuerzo en mantener la velocidad de crucero que ya se ha conseguido.

Ganar e ir mejorando con el paso de las jornadas hasta encarar el momento decisivo. Aún habiéndolo acercado, el primer objetivo no depende de los amarillos. La presión y las dudas las tienen ahora los murcianos.