El ex del Cádiz Góngora lanzando una falta
El ex del Cádiz Góngora lanzando una falta
Cádiz CF

Decepción

Los amarillos no respondieron a las expectativas, y el nivel de la UCAM evidencia que el nivel del GIV volvió a bajar
Por  20:04 h.

Es la lectura que más rabia debiera dar a los responsables del club y sus aficionados. Encontrar que el nivel de los rivales directos por alcanzar el campeonato del grupo, no debiera ser a priori preocupante si se contara con una plantilla que verdaderamente fuera competitiva para afrontar los objetivos. Debilitada con respecto al año anterior, carente de pegada y calidad.

1. Sin gol. Los números, vistos sin más, pueden tener muchas interpretaciones. 15 de los goles conseguidos por los pupilos de Claudio se han logrado en 4 partidos. Y lo que a comienzos de temporada se quiso vender como positivo, ante el reparto de estos entre sus efectivos, ahora deja la evidencia de que los atacantes están lejos de los números que necesita un equipo con estas aspiraciones. Se necesita una reconstrucción a conciencia de la plantilla.

La diferencia la deben marcar los jugadores de tres cuartos de campo en adelante. Equipos ordenados han evidenciado las carencias del conjunto cadista, y solo la falta de argumentos con un mínimo de calidad les han privado de arrebatar más puntos a los amarillos: Betis B, San Roque de Lepe…

2. Nivel de un rival directo. A falta de ver el al Real Jaén CF, ya tenemos la posibilidad de hacernos una idea de las posibilidades del resto de los equipos que compiten con el Cádiz CF en este grupo. Y la impresión es que el rendimiento que puede alcanzar el actual plantel podría incrementarse si nos atenemos a su versión actual, y la anteriormente ofrecida. Especialmente en el caso de Kike Márquez. Otros sin embargo, parece haberse quedado estancados y lejos de lo que se presuponía tras su llegada. Nombres propios que podrían abandonar la disciplina cadista: Cristian Márquez, Cuero, Hugo, Fran Machado…Y otros más decepcionantes, como Abel Gómez y Sergio Mantecón, que salvo jerarquía y experiencia, aportan nula contribución al juego.

3. Más allá de ser primeros. Sería conveniente que el fortalecimiento de la plantilla fuera con vistas a afrontar el momento más decisivo de la temporada, el ‘play off’ de ascenso. Tomar la referencia del grupo y ajustar el refuerzo a este, podría ocasionar que el equipo aspirara solo a ser primeros de un grupo que viene compitiendo en desventaja cada año.

Aunque no se quiera recordar, el reciente varapalo sufrido la pasada campaña no ha servido para concienciar a los gestores en la conformación de la plantilla, que han llegado a manifestar mejor que la anterior. No solo no se ha mejorado, sino que se la ha aniquilado de pegada, esa que abría los partidos o resolvía el pasado campeonato, pero que no fue suficiente para ascender, sino fracasar.