Álvaro, en una acción del partido en Reus.
Álvaro, en una acción del partido en Reus.
CÁDIZ CF

La pizarra del Reus-Cádiz CF: El caro peaje de un único error

El equipo amarillo no cambia sistema ni filosofía en Reus pero comete un fallo clave para la derrota
Por  18:51 h.

El Cádiz CF no cambió dibujo ni filosofía en Reus, pero sí resultado. Cervera mantuvo el mismo once que ganó al Getafe, con ese 4-2-3-1 en el que Eddy Silvestre sigue perdido en tareas ofensivas, sin conectar con las bandas ni con Ortuño. Quiso imponer su estilo pero el adversario lo neutralizó casi a la perfección y aprovechó el único error colectivo de los visitantes.

1. Sin robo no hay contra.

Clave en el juego del Cádiz CF. Presión alta para robar en posiciones adelantadas y montar el contragolpe especialmente por las bandas. Entregó el balón al rival con esa intención, pero la precisión de los jugadores rojinegros provocó que los cadistas siempre llegaron tarde. Apenas cometieron fallos en la circulación, terminando siempre jugada, tan sólo en el inicio del segundo tiempo cuando Garrido dejó a Ortuño en el mano a mano con Badía.

Cerrada esta posibilidad, la escuadra visitante disponía de numerosas ocasiones para generar peligro a balón parado pero sigue desperdiciando la s acciones de estrategia pese a la pegada de Oliván. Sólo sacó provecho en el gol de Güiza anulado por un discutible fuera de juego de Ortuño.

2. Fallo en el gol.

El plantel gaditano es un ejemplo de intensidad y concentración. Comete muy pocos errores. Y el que tenía en el Estadi Municipal propició la única opción clara del contrario que terminó en gol.

Entre Carpio y Nico Hidalgo no cierran bien el centro desde la banda derecha, la acción coge descolocado a Brian Oliván y a Servando le falta velocidad y contundencia para evitar el remate de Carbiá, que tiene su mérito en la ejecución. Un error para perder tres puntos.

3. Reacción tardía.

El Cádiz CF se fue arriba nada más encajar el gol y mereció el empate en ese cuarto de hora final. En lo positivo, hubo reacción. En lo negativo, queda la sensación de que el equipo amarillo podría haber cosechado una victoria de haberse mostrado más ambicioso durante los 80 minutos restantes.

Los amarillos fueron excesivamente rácanos en una primera mitad para olvidar y en cuanto apretaron disfrutaron de las mejores ocasiones para marcar su gol, con Ortuño como protagonista.