Alvarito hace inútil cualquier sistema de contención si está en su mejor forma.
Alvarito hace inútil cualquier sistema de contención si está en su mejor forma.
CÁDIZ CF

La pizarra del Cultural Leonesa-Cádiz CF: En busca del origen

Al equipo amarillo le falta aún empuje y fuerza encontrar su mejor versión, pero Cervera ya tiene un once equilibrado
Por  17:35 h.

Cervera asegura que su Cádiz CF no termina de “hacer las cosas que hacía antes”. Y en la búsqueda de esa filosofía anda el míster, ganando por la inercia de la clasificación y la calidad individual de sus pupilos. El técnico reforzaba su confianza apostando por el mismo once que ante el colista. Dos victorias que se paladean, pero que no terminan de convencer a un entrenador exigente porque con lo expuesto no valdrá en los próximos dos encuentros ante líder y perseguidor.

1.- El mismo once; el equilibrio está ahí

El ‘jefe’ es habitual en los cambios. De una tacada elimina a casi toda la línea defensiva, troca posiciones, un titular pasa a la grada y viceversa. No se aplica siempre el dicho de ‘equipo que gana, repite’. Pero en León mantenía la misma alineación (4-2-3-1) que la mostrada ante el Sevilla Atlético y la explicación se reduce a un hecho: el equilibrio.

Ese equipo cuenta con fortaleza defensiva (los centrales no son un problema y todos son intercambiables), hay músculo y talento en el centro del campo, calidad y sacrificio en la mediapunta, velocidad en banda y trabajo en vanguardia, a la espera de que Jona quiebre su maleficio. Perea además ofrece un ‘plus’ a balón parado y Álex es un currante amén de su calidad.

2.- Falta concentración en defensa y empuje en la salida

¿Qué ocurre pues? Que los amarillos sufren más en defensa de lo que gusta a Cervera. Cuestión del bloque, no de una línea. Cervera entiende que sus futbolistas no tienen la pujanza de su mejor momento, ni para contrarrestar el avance rival ni tampoco para salir con la velocidad que desea.

En labores de destrucción, se perciben las dificultades para tirar la línea de presión arriba, superado el mediocampo. Con poco el adversario empuja hasta los dominios de Cifuentes (este Cádiz CF sufre más con los equipos móviles que con los estáticos que cuentan con delanteros de referencia) y falta frescura para salir disparado cuando se roba en buena situación. Con la excepción de Alvarito en León, que firmaba una magnífica actuación individual.

3.- La doble A hace buena cualquier táctica

Y es que por mucho que manden los entrenadores, el fútbol es de los futbolistas. Más allá de consignas tácticas, el Cádiz CF ganaba en León a la Cultural por dos factores diferenciadores: Álvaro García y Alberto Cifuentes. El primero se convertía en una pesadilla para el lateral (hasta hubo que cambiarlo) y la fortuna le recompensaba con el gol del triunfo. A pase del propio Cifuentes, asistente con un desplazamiento largo que regalan los rivales con dos errores groseros.

El arquero sostenía a sus compañeros siendo decisivo en tres paradas claves. También merecen un tirón de orejas los atacantes locales, a los que les pesa sin duda la ansiedad. Es en ese momento, tras el gol cadista, cuando el equipo ofrece las peores sensaciones. Ni Moha ni Barral mejoraban el panorama al intentar recibir en corto en lugar de buscar la espalda a la zaga castellana. Duelo irregular que termina de la mejor manera posible y afianza a los de Carranza para los envites finales.