El Cádiz CF no estuvo fino en el Artés Carrasco de Lorca.
El Cádiz CF no estuvo fino en el Artés Carrasco de Lorca.
CÁDIZ CF

La pizarra del Lorca 3-0 Cádiz CF: Hay ausencias que matan

El equipo cadista pierde gran parte de su peso ofensivo sin la verticalidad de Álvaro García y el gol de David Barral; en la medular se espera a José Mari
Por  16:06 h.

Contundente derrota sufrida por el Cádiz CF en el que, por ahora, es su peor partido de la temporada. Y con gran diferencia. Sin ninguna duda. Algo similar a lo acontecido hace un año en Vallecas ante el Rayo, con un resultado idéntico: 3-0. Todo cambió a partir de entonces.

En el Artés Carrasco desde el pitido inicial se pudo comprobar que sólo había un equipo sobre el rectángulo de juego y fue el Lorca FC. El primer mazazo llegó con el gol en propia meta de Garrido a los tres minutos de juego. Manel y Merentiel firmaron la sentencia en la segunda parte cuando el Cádiz CF parecía despertar algo de su letargo. Fue un simple espejismo. No era el día.

1. Demasiados errores puntuales

«No podemos perder por errores propios» señalaba Cervera al término del encuentro en el Estadio Artés Carrasco de Lorca. El mensaje era claro y evidente.

Bien es cierto que el primer gol del Lorca, obra de Garrido en propia meta a los tres minutos, fue desafortunado. Pero esa cadena de errores tuvieron lugar a lo largo de la cita. Cifuentes puso en bandeja el 2-0 con un pésimo despeje que rebotó en Manel, autor de la segunda diana. Y para finalizar, Servando fue incapaz de cortar un largo envío que acabó en las botas de Merentiel, que le cogió con facilidad la espalda y superó después al guardameta del Cádiz CF.

Y pudo ser peor, ya que Marcos Mauro puso en aprietos a Cifuentes con una cesión con la testa, los zagueros perdieron balones muy cerca del área… El listado de errores fue inmenso.

Pero más allá de eso, en ningún momento hubo atisbo de victoria. Si en la anterior salida al Carlos Tartiere de Oviedo no se vio una buena imagen del Cádiz CF, sí es cierto que se dio la cara. En esta ocasión, sin embargo, nada de eso sucedió. El papel del equipo gaditano fue decepcionante e irreconocible.

2. Barral tendrá que mantener la calma

La próxima vez será mejor que deje tanta tensión y use más la razón sobre el césped. Aunque sea difícil. Sin el isleño ni el lesionado Álvaro García no hay gol. Así de contundente. Al menos es lo que queda claro hasta el momento. El delantero es el máximo artillero cadista con tres goles (más dos en la Copa del Rey), uno más que el utrerano, uno de sus mejores socios junto a Salvi.

Los cinco goles marcados por el Cádiz CF en siete encuentros ligueros los han marcado ellos. Sus ausencias son demasiado duras para el equipo. Barral por su definición, descaro y olfato. Alvarito por su desborde, ritmo y verticalidad. Por ahora, jugadores como Nico, Aitor, Dani Romera o Carrillo no toman la alternativa.

A todo ello se une la prolongada ausencia de José Mari. El roteño apuró para jugar en el debut ante el Córdoba y desde entonces está ausente. Su papel en el centro del campo es determinante y se percibe cada semana. Y eso que Abdullah, talentoso futbolista, ha tenido buenos momentos. Sin embargo, la regularidad y experiencia que aporta el gaditano se paga a precio de oro.

3. Prudencia y paciencia

La imagen no fue positiva ante un recién ascendido (hay que recordar que el Cádiz CF también lo era la temporada pasada) pero tampoco hay que alarmarse. El Cádiz CF ya ha demostrado durante varios encuentros de este curso que puede plantar cara a cualquier rival de la categoría y salir victorioso.

Cervera ya ha demostrado (y con creces) que su Cádiz CF tiene una idea de juego y es reconocible, aunque también pueden llegar tropiezos como el de Lorca en un campeonato tan largo como el de LaLiga 123.

Aún tienen que volver los que no están por diferentes razones (José Mari, Álvaro García y David Barral, entre otros) y adaptarse muchos de los que llegaron. Por lo tanto, conviene no perder la paciencia y confiar en esa escuadra que tantas alegrías ha dado en los últimos tiempos. Hace año, con un partido más, el Cádiz CF estaba coqueteando con la zona de descenso y ahora lo hace con la zona noble de la clasificación.

No hay que dramatizar. El club siempre dejó claro que el objetivo principal eran los 50 puntos y la permanencia. Hace no tanto tiempo el fútbol era de bronce…