Moha Traoré, durante el Cádiz CF-Osasuna de la Copa del Rey.
Moha Traoré, durante el Cádiz CF-Osasuna de la Copa del Rey.
CÁDIZ CF

La pizarra del Cádiz CF-Osasuna: Con las ideas muy claras

El equipo de Cervera olvida su pobre partido en Oviedo, tira de fondo de armario y se lleva otra alegría en la Copa del Rey
Por  18:13 h.

Sólo pasaron tres días desde la primera derrota del Cádiz CF en la presente temporada y la sonrisa volvió a aparecer en el Ramón de Carranza. De caer en Oviedo en la competición liguera se ha pasado a la lógica ilusión por pasar de ronda en la Copa del Rey (donde ya espera un rival de Primera que no compite en Europa) después de dejar en la cuneta a Osasuna. Más allá de algún problema extradeportivo, el arranque de la temporada cadista es descomunal. En el césped, escenario en el que se logran verdaderamente los objetivos, los hombres de Cervera responden. Y en caso de no hacerlo en forma de resultados, siempre dan la cara. Sello propio y señas de identidad.

1. Barral aporta el gol y aparca las dudas

El Cádiz CF tiene un ‘killer’ llamado David Barral y eso se paga a precio de oro en su categoría. En la Copa del Rey lo volvió a demostrar, tal y como lo ha dejado claro en su arranque espectacular de temporada. El delantero isleño está en un momento dulce, alojando en el fondo de las mallas (casi) todo lo que toca.

Con la llegada de Barral se presentaban dudas en el cadismo. ¿Daría la talla el delantero de San Fernando en el Cádiz CF? ¿Le acompañaría esa polémica que muchas veces estuvo presente en su prolongada carrera? Ambas respuestas se han resuelto en apenas un mes de competición: sí y por partida doble. Hay que remitirse a los hechos. Pocos se acuerdan ya de Ortuño.

Mientras, Cervera, en su papel, hace bien en mantener la autoridad para imponer su autoridad y así evitar privilegios. Con él en el banquillo no hay concesiones. El colectivo prevalece sobre las individualidades. Es la esencia de este Cádiz CF. Barral, por lo tanto, sabe la línea que tiene que seguir.

2. El necesario fondo de armario

La competición en LaLiga 123 es muy extensa y la Copa del Rey avanza. Por lo tanto, contar con un notable fondo de armario es necesario para que la escuadra cadista cumpla sus objetivos y, si todo va bien, haga soñar al cadismo. Por el momento, Cervera tiene para elegir en el plantel amarillo. El que sale suele cumplir.

Desde la seguridad de Rubén Yáñez en la portería hasta el tesón de Dani Romera en la zona ofensiva, pasando por la verticalidad de Lucas Bijker en el lateral o la contundencia de Kecojevic y Mikel Villanueva en el centro de la zaga. Sin olvidar el paso al frente de Moha, una joven promesa que con su potencia empieza a ganarse el cariño de la hinchada gaditana. Son sólo algunos ejemplos. En líneas generales están respondiendo las incorporaciones y siguen dando la talla los que ya estaban. Todo ello con el azote de las lesiones siempre presente en este inicio, un asunto que habla aún mejor de la planificación de Juan Carlos Cordero y la gestión de Álvaro Cervera. Sin lugar a dudas, digno de aplauso.

Una vez dicho esto, el Cádiz CF ya tiene en la menta la cita del domingo ante el líder Numancia (otro de los equipos que ha pasado de ronda en la Copa del Rey) en la Tacita de Plata. Será el tercer compromiso en una semana. Contar con una plantilla amplia se antoja fundamental por estos motivos.

3. Otro sorbo de ilusión

La Copa del Rey quedará ahora aparcada, pues la competición liguera vuelve a entrar en escena y es el escenario que realmente importa. Ahora bien, a nadie le amarga un dulce y estar en los dieciseisavos de final del ‘Torneo del KO’ es un aliciente más que permite rotar a la plantilla y soñar con nuevos retos. Al fin y al cabo, todo lo que llegue en la Copa será un premio. El papel ya se ha cumplido.

Alavés, Betis, Celta, Deportivo, Eibar, Espanyol, Getafe, Girona, Las Palmas, Leganés, Levante, Málaga o Valencia. De ahí saldrá el próximo rival del Cádiz CF, que el año pasado se quedó muy cerca de llegar ahí al caer ante el Córdoba. Será una eliminatoria a ida y vuelta en la que los hombres de Cervera no tienen nada que perder y mucho que ganar. Lo mejor es que luego, en caso de triunfo, llegaría un reto aún mayor.

No queda tan lejos aquella Copa del Rey de hace dos temporadas en la que el Real Madrid de Cheryshev fue eliminado por el Cádiz CF en una eliminatoria que siempre será recordada. Es imposible olvidarla. Después el Celta puso fin a un sueño que ahora se puede retomar. Y, por si fuera poco, con un añadido: el Cádiz CF ya es de Segunda. El salto de calidad es más que notable.