Claudio Barragán no baja el ritmo
Claudio Barragán no baja el ritmo
CÁDIZ CF

Cádiz CF. Bendito problema

Afrontar el último tramo de la Liga regular, atractivo reto para el líder
Por  8:00 h.

Mantener la máxima exigencia, evitar caer en la relajación y disputar cada partido como si fuese una final. Eso sí, sin olvidar descargar a los tocados, dar minutos a los suplentes y limpiarse de tarjetas en la recta final del campeonato. Son los consejos reflejados en LA VOZ por Juan Solla (ahora con Javi Gracia en Primera División y hace seis años junto al técnico en el banquillo cadista), uno de los baluartes del último ascenso del Cádiz CF al fútbol profesional desde su parcela de preparador físico.

En otras palabras, pautas a seguir que entrenadores como Claudio Barragán y Alfredo Santaelena conocen a la perfección después de tantos años vinculados al balompié. O lo que es lo mismo, un gran guiño al pasado que deja un detalle fundamental: el Cádiz CF no se había visto en una situación similar en los últimos tiempos, salvando la temporada vivida con Jose González en el banquillo y en la que Real Madrid Castilla y Lugo se cruzaron al final en el camino del cadismo.

Bendito problema para un Cádiz CF que se había acostumbrado a entrar sobre la bocina en el ‘play off’ de ascenso (el último ejemplo fue hace un año, con Antonio Calderón como revulsivo desde el banquillo para alcanzar la fase de ascenso después de un trepidante final) e incluso había sufrido en sus carnes la alargada sombra del descenso a Tercera.

Y es que, más allá de dar descanso a jugadores, provocar cartulinas para llegar limpios a la parte decisiva de la temporada y ofrecer oportunidades a los menos habituales y a los canteranos, lo importante es que la primera plaza es prácticamente una realidad. Salvo catástrofe.

Hablar de estos asuntos en los últimos meses de la Liga siempre alivia y reconforta. Al fin y al cabo, el trabajo se está haciendo muy bien. Pero siempre con intensidad, partido a partido, minuto a minuto. De no ser así, Oviedo, Huesca o Nástic pueden llevarte al nerviosismo. Mientras, bendito problema.