David Sánchez agradece el apoyo de la afición al término del partido ante el Racing.
David Sánchez agradece el apoyo de la afición al término del partido ante el Racing.
Cádiz CF

Reflexiones del Cádiz CF 1 Racing de Santander 0

La grada fue ese gregario de lujo cuando peor se pusieron las cosas. Aquí todo el mundo juega.
Por  16:09 h.

1. “Todos juntos somos peligrosos”, dijo David Sánchez. Y qué verdad. Cuando peor estaba el Cádiz CF (inicio de la segunda mitad) más apretó el volcán de Carranza. Los jugadores se caían y su afición los levantaba hasta enviarlos al punto de penalti. Acojonante frenesí amarillo.

2. Inconmensurable partido de Aridane. Y ya van tres seguidos. El canario fue infranqueable por alto y estuvo providencial salvando un pase de la muerte. Si bien está el canario, mejor está Servando. El isleño hizo un partido completísimo. Otro más como lateral zurdo.

3. Salvi y Álvaro García son dos jabatos, dos felinos, dos pequeños con el corazón muy grande. Ni se imaginan lo que transmiten sus carreras a la grada y a sus propios compañeros, a los que les dan alas.

4. La honradez con la que este Cádiz CF pelea cada centímetro del campo es el secreto del éxito que se está dando en la comunión grada-equipo. No hay llenos en Carranza, ni falta que hacen. Cada aficionado que está yendo al campo está igual de enchufado que cualquiera de sus jugadores. No hace falta nadie más.

5. Estos partidos están siendo tan sufridos que el cadismo puede estar tranquilo. Ningún jugador se va a creer nada, ninguno se va a venir arriba porque sencillamente saben que lo que están consiguiendo lo están logrando desde la humildad y desde la inferioridad física. Este Cádiz CF es todo corazón.

6. El Cádiz CF se está trabajando hasta la suerte. Se ha cruzado con rivales heridos en la moral, con bajas claves en sus equipos y en el momento oportuno.

7. Cervera ha conseguido que sus jugadores sean conscientes de que cada partido es una batalla y que librarla es todo un orgullo y un privilegio. Señal de ello es ver como salen al campo los refrescos. Lolo Plá y Nana corrieron cada pelota como si fuera lo último que iban a hacer en la vida. No así Jandro, al que aún se le espera.

8. Lolo Plá estuvo todo lo listo que no lo estuvo antes el racinguista Borja, que de irse al suelo en su internada hubiera sido objeto de penalti. Hasta para eso están concentrados unos jugadores del Cádiz CF que saben que cada detalle, cada mínimo error, puede resultar letal.

9. Partido de gris de Abel, que no terminó nunca de sentirse cómodo en el campo. Esa demarcación, la de mediapunta o tercer pivote según se mire, es todo un dolor de cabeza para Cervera.

10. Mención especial para Alberto Cifuentes. Contundente en los balones colgados y aliviando, a veces con demasiados riesgos, a sus defensas con sus despejes con los pies.

y 11. Optimismo moderado. El cadismo sabe que este Cádiz CF comienza a sufrir a partir de la segunda parte y que en el Sardinero tocará sufrir de lo lindo. Los cántabros son un equipo más joven (¿cuál no?) e intentarán dar al partido de vuelta un ritmo muy alto para cansar antes al once amarillo. Y es que este Cádiz CF es la viva imagen de ese equipo de puretas con oficio y dos críos a las bandas que se llevan una maratón de barrio gracias al sacrificio de cada uno de ellos y al orden desde el banquillo.