Cervera da una indicación con Miguel Ángel Tena, detrás.
Cervera da una indicación con Miguel Ángel Tena, detrás.
Cádiz CF

Reflexiones del Cádiz CF 0 Racing de Ferrol 0

Álvaro Cervera confió en un once lleno de jugadores afines a sus ideas
Por  13:28 h.

1. Poco o nada entiende de qué va esto aquel que le reproche algo a este Cádiz CF. Hoy por hoy, a este Cádiz CF solo se le puede pedir decencia, vergüenza y que crea. Los de Álvaro fueron capaces de transmitir y de hacer creer. Partido serio, con cabeza y con hombría.

2. Guste o no, este Cádiz CF, ahora, tan solo puede sujetarse al clavo ardiendo del orden y del chispazo de alguno de sus delanteros o algún balón parado. Irse alegremente ayer a por el Racing de Ferrol seguramente hubiera significado estar muertos en estos momentos.

3. Tiene razón Vizcaíno cuando argumenta que la llegada de Cervera al Cádiz CF se debió a que buscaba una mente limpia y alejada de lo que se cuece en el club y en el entorno. Al cántabro se la trae al pairo todo salvo pelear el objetivo. Cargarse a Andrés, a Juanjo, a Jandro, darle banquillazo a Güiza… Confía en los que ve más implicados y por lo que se vio ayer, acertó.

4. Las bandas (a la espera de que vuelva la mejor versión de Salvi) son la gran esperanza de este Cádiz CF. De ellas depende el 90% del ataque amarillo.

5. Los cambios y los titulares dejaron bien a las claras lo que Cervera sabe que tiene: un equipo ‘tieso’ pero que en los primeros 45 minutos es donde puede tener más opciones. Sus cambios, apenas iniciada la segunda parte, no son más que para refrescar al personal y confiar en la magia de Güiza. Nana será un suplente fijo con vistas a la segunda parte.

6. La mentalidad de Cervera es transparente. Claro que por él jugaría con Güiza los 90 minutos, pero por desgracia este Cádiz CF no se puede permitir el lujo de tener a un hombre liberado de consignas defensivas y que no contribuya (no por actitud sino por lógica condición física) a la presión, a la solidaridad de la batalla, al desgaste físico. Lo quiere fresco y piensa que puede darle más en esos treinta y pico minutos fresco que unos eternos noventa.

7. Hubo cinco minutos que un jugador del Cádiz CF hizo algo intolerable en una batalla como la de ayer. Ese fue Lolo Plá, que argumentó un pisotón o lo que fuera para desconectarse de la acción defensiva cuando el cambio de Güiza lo mandó a la banda. Cervera se lo recriminó y con sobradas razones. Esa acción le puede costar caro al extremeño, que dejó su lateral subiera plácidamente y le dio igual ver a su compañero Carmona desbordado. Fueron cinco minutos aproximadamente. Luego volvió a la batalla, pero esas cositas no se pueden consentir. O se tira al suelo y pide el cambio para parar el juego o ‘muere’ corriendo. Hay mucho en juego como para dárselas de estrellita.

8. Un ¡hurra! por Mantecón. Es cierto que pocos lo defienden, pero el mediocentro se ha ganado la confianza de Cervera y por algo será. Le toca hacer el trabajo sucio y sabe hacerlo. Fue el enganche entre defensa y ataque y pocas veces se rompió el equipo. Bien en las ayudas, perfecto en las coberturas y maduro en cada acción. Discutió con el árbitro cuando las circunstancias lo exigían y montó lío con los rivales para sacarles la tarjeta y perder tiempo para que cogieran aire sus compañeros. Un ’10’ en el otro fútbol.

9. Servando y Carmona fueron las grandes sorpresas dentro de un once sorprendente. Ambos estuvieron a la altura de lo que había en juego y subieron la banda con cabeza y sin perder de vista sus obligaciones defensivas. El isleño forma parte de la guardia pretoriana de Cervera y Carmona ha adelantado por la derecha a un Juanjo que siempre se limitó a cumplir y que ayer, asombrosamente, se quedó fuera de la convocatoria del Cádiz CF. Gran partido de Aridane como destacable también fue la sobriedad de Migue González. Lógico que Cervera los quiera a ambos, junto a Servando, en su once.

10. La afición respondió con la madurez que se le pedía. Arropó al equipo desde la humildad y entendiendo en todo momento que los jugadores estaban haciendo lo que podían y debían hacer. Vibrantes últimos minutos en Carranza.

y 11. No encajar gol en casa ya se sabe que es importante. Queda una semana por delante para preparar una jugada automatizada con la que sorprender al Racing de Ferrol cada vez que se vaya hacia delante en busca del necesario gol que debe marcar.