Los jugadores del Cádiz CF aplauden a la grada antes del partido ante el Huesca.
Los jugadores del Cádiz CF aplauden a la grada antes del partido ante el Huesca.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF-SD Huesca: Agarrados al estilo

Partido de locura en el que los hombres de Cervera supieron sufrir para no descabalgar
Por  14:03 h.

Lo dijo Cervera a la conclusión del choque. Si este Cádiz CF juega a otra cosa que no es la suya, sufrirá. Y se puede decir más. Si este Cádiz CF juega a lo que sabe, también sufrirá. Ayer jugó a una cosa y a otra y sufrió en las dos. Es cierto que jugando más a lo suyo fue cuando llegó el empate, pero si no es por el error de bulto del portero oscense otra cosa hubiera pasado.

El caso es que el Cádiz CF salió espoleado por su afición, que ya estando los dos equipos en el túnel de vestuarios, calentaba el hervidero de Carranza. Apenas diez minutos duró el fútbol sin control de los de Cervera, porque pasadas esas primeras ráfagas cadistas, el Huesca tomó el control del balón y del juego.

1. Cervera apuesta por lo mismo

Tercera semana consecutiva que el entrenador cadista apostaba por el mismo once que sacó ante el Sevilla Atlético y la Cultural y Deportiva. Ningún cambio en la defensa, donde siguen Lucas Bijker y Rober Correa por encima de Brian Oliván y Javier Carpio. La sala de máquinas era controlada por Garrido y Álex y Perea, desaparecido hasta su lesión, intentó sin éxito conectar con Jona y los extremos. Sin que Perea apareciera, fue incluso Jona el que más presente estuvo por la medular, donde estuvo para intentar bajar balones y abrirlos a banda. El internacional hondureño nunca llega al remate al primer palo, donde le llegaron varias pelotas, pero su labor en la construcción es encomiable. Además de las faltas que saca a las defensas contrarias.

La lesión a la media hora de partido de Perea hizo que Cervera cambiase el cromo por Eugeni, que entró por delante de Abdullah para sorpresa de muchos. Aunque el catalán procedente del Lorca cuajó un gran partido no fue hasta los últimos minutos dela segunda mitad cuando comenzó a entrar en juego de manera continuada. Esto le dio al Cádiz CF mayor creatividad y empaque.

2. Eugeni y el cambio al 4-4-2

No le tuvo que disgustar los últimos minutos de la primera parte a Cervera ya que no tocó el equipo. Y le fue bien porque Eugeni comenzó la reanudación mandando con autoridad a la hora de pedir los balones. Gracias a su aportación, el Huesca no dominó por completo la medular en estos primeros compases de la segunda parte. Eugeni, además, relevó en el saque de balones parados a Álex, que no estuvo nada acertado en su momento. De botas del catalán llegó, el saque de esquina que a la postre daría el gol del empate de Servando tras un córner sacado también por Valderrama.

El empate espoleó a los cadistas y el partido entró en una fase de locura en la que Cervera apostó fuerte. Aprovechó la lesión de Salvi en el 55′ para meter más madera y cambiar el dibujo del equipo para ponerlo al servicio de un 4-4-2 puro con Barral y Jona como delanteros, Álvaro García en la derecha y Eugeni en la izquierda, ambos a pierna cambiada. Y Álex y Garrido pasando la escoba. El general toca arrebato y fueron los mejores minutos del Cádiz CF.

3. Jona se va y regresa a su estilo con Moha 

Consciente Cervera de que estaba llevando el partido a un estado de locura del que podía salir derrotado dada la extrema calidad del Cucho Fernández, Melero y Chimy Ávila, decidió volver a la calma en el minuto 75 tras sacar a Jona del encuentro y meter a Moha para recomponer al equipo con el 4-2-3-1.

En este caso, el entrenador del Cádiz CF se decidió por un cambio con el que no firmaba el empate ya que confió en la velocidad de Moha para sorprender a la defensa oscense por encima de introducir un mediocentro como Abdullah para darle mayor protagonismo a la pelota. Y es que a pesar del cambio, el partido siguió por los mismos derroteros con idas y vueltas de portería a portería siendo el Huesca el que más cerca estuvo de marcar.