El Cádiz CF retomará mañana los entrenamientos en El Rosal
El Cádiz CF retomará mañana los entrenamientos en El Rosal

Cádiz CF

Vuelven las rotaciones al Cádiz CF

Con la duda de Carmona, Claudio desvela que hará más de un cambio en el once titular en Villanueva ya que "es la mejor forma de tener controlado al equipo"

Por  13:00 h.

Y una vez más Claudio no repetirá once titular del Cádiz CF esta temporada. El técnico valenciano ya ha avisado que hará cambios de cara al choque de este domingo ante el Villanovense. 

Con la única duda de Carmona, que arrastra problemas en un tobillo, el entrenador amarillo dispone de toda la plantilla para el partido aunque planea viajar con 18 jugadores.

“Hay jugadores con muchos minutos acumulados y necesitamos refresco”, reconoce el de Manises. Afirmación que desvela alternativas nuevas en el once que disponga en el Romero Cuerda extremeño.

Para empezar en el centro del campo ya que todo apunta que Abel Gómez no será de la partida por segunda vez esta temporada. Ya en Mérida fue suplente y todo hace indicar que también lo será en Villanueva. Su plaza la podría ocupar Sergio Mantecón. Tampoco es descartable la entrada de Jandro, ya recuperado de sus molestias, Aridane, tras ser suplente ante el Marbella y ser el duelo de este domingo un escenario bueno para sus condiciones, y otras alternativas en la zaga.

Y es que Claudio recuerda que “hay jugadores que no pasan por su mejor momento y por tanto es bueno que asuman ahora el rol que les toca de dar la oportunidad a otro compañero”.

Todo ello en una política de rotaciones que ya ha empleado en la primera vuelta, sin demasiado resultado, y también la pasada campaña “que nos hizo ser líderes”, si bien la plantilla pasada poco tenía que ver con la actual.

¿Por qué tantos cambios? “Entendemos que la mejor manera de tener controlado al equipo es alternar aunque todo entrenador tiene un once en la cabeza. Lo hicimos el año pasado y nos fue bien. Esta temporada lo hemos hecho y nos ha faltado cosas pero yo necesito tener a toda la gente enchufada. No puedo tener ya un once desde el martes porque entonces los demás con que ilusión entrenan”.

Algo, esto último, que el técnico vivió en sus carnes cuando era jugador aunque en el buen sentido para él. “En el Deportivo lo jugaba prácticamente todo y eso hizo que algunos compañeros se lesionaran. Egoístamente yo quería jugar siempre pero me di cuenta que eso no era bueno para la plantilla”.