Manolo Vizcaíno y Quique Pina, en una imagen de archivo.
Manolo Vizcaíno y Quique Pina, en una imagen de archivo.

CÁDIZ CF

Vizcaíno: “Si se pelean dos hermanos, cómo no se van a pelear dos amigos”

El presidente aún no ha hablado con Pina pero "estoy convencido de que superaremos esta crisis que no hace bien al Cádiz CF"

Por  17:15 h.

“Estoy convencido de que al final todo llegará a buen puerto y se hará un proyecto más solido”. Este que habla es Manuel Vizcaíno, y lo hace desde el convencimiento, no desde la seguridad. Porque aunque se han iniciado los trámites para firmar la paz, aunque el sevillano haya movido hilos para lograr la tregua con Quique Pina, lo cierto es que aún no ha hablado personalmente de él y todavía restan varios capítulos por escribir.

Vizcaíno reconoce que el pasado lunes se vio ‘obligado’ a mentir, asegurando que tenía buena relación con el murciano, y es que “siempre he dicho que el presidente del Cádiz CF dirá lo que es mejor para el Cádiz“.

Pretende banalizar el conflicto con su visión de esta batalla, una simple disputa. “Si dos hermanos se pelean, como no se van a pelear dos amigos que quieren lo mejor para el Cádiz CF. Pero yo creo que se va a arreglar”. Ojo, creo. No que está arreglado.

“Los hombres de fútbol tenemos estas cosas, y se han llevado al extremo. No hay que buscar culpables. Al final todo volverá a su cauce”. Así explica su desentendimiento con el presidente del Granada. “Son momentos en los que no se está de acuerdo en matices o comportamientos. Lo importante es qué pasará a partir de ahora, que se hará un proyecto más sólido”.

Vizcaíno solo mira hacia adelante. Cree que el tiempo curará las heridas, dará solución a este enfrentamiento. Por ello pide tranquilidad a los medios y a la afición, que se deje que se arreglen de puertas para adentro. “Tengo muy claro cuál es el rol que debo asumir. Estoy cumpliendo con las expectativas que la gente tenía. El proyecto, si se sabe equilibrar, conseguirá el objetivo que se marcó. Y Quique quiere tanto al Cádiz que lo haga será en beneficio del club“. Palabras para intentar recomponer esta amistad maltrecha.

Vizcaíno aprovecha para desmentir palabras del propio Pina, aunque no las haya hecho públicas. “Lo de la opción de compra del 24,75% de la acciones es rotundamente falso”. Considera que nadie le puede quitar el poder comprando la mitad de las acciones que tiene en su poder a través de Locos por el Balón.

No espera una conversación con Pina en los próximos días. La tregua vendrá, o no, a través de intermediarios. “En estos días no tenemos que hablar, sino que las cosas vuelvan a su cauce. Tenemos un partido importante este domingo. Hay que pensar en eso. Algunos viven del derrotismo, la falsedad y el desentendimiento. Y no”.

Asegura que “lo que siempre normaliza todo es ganar partidos. En el fútbol hay muchos intereses creados, poder y dinero, y es lógico que los que están alrededor hay veces que no suman. No cabe duda de que Quique Pina es clave para el proyecto deportivo del Cádiz. Lo que debemos hacer todos es dejar pasar esto y que las cosas vuelvan a su cauce”.

Le vuelve a abrir las puertas a Jorge Cordero, a quien confían en ver pronto defendiendo los intereses del club gaditano. “Ha crecido mucho en Cádiz. Es un hombre de Quique y sería una pena que ese valor se perdiera. Porque lo que tiene ese hombre de conocimiento, que muchas veces parece que no, es impresionante. Me recuerda a Monchi. He visto en el fútbol tantas cosas que no me sorprendería nada. Las puertas están abiertas. Su labor de coordinacioón, de persona que viene a sumar, no debería perderse”.

Por último, señala que “el poder económico del club lo tiene el propio club”.

Una solución para acabar con esta guerra es que Vizcaíno aceptara el deseo de Pina y se marchara. Pero “a día de hoy no” está dispuesto a dar un paso al lado”.