Salva, en una de las aeronaves de la asociación Milano52, que se ha hermanado con la patrulla Aspa.
Salva, en una de las aeronaves de la asociación Milano52, que se ha hermanado con la patrulla Aspa.

Cádiz CF

Vizcaíno “no discriminaría a nadie por sus ideas políticas, empezando por BBAA”

El presidente del Cádiz Cf niega que se esté negociando con nadie aunque deja claro que Salva sería tratado como cualquier otro entrenador

Por  12:12 h.

El banquillo del Cádiz CF se mueve y, como es lógico, los nombres de futuribles han comenzado a caer en cascada tras la derrota de ayer en Algeciras. Uno, sobre todo, ya ha levantado mucha polvareda por tratarse de un entrenador que cuando era jugador celebraba sus goles (que eran muchos) cuadrándose y haciendo el saludo militar que tanto molesta al colectivo de Brigadas Amarillas, que ya ayer mostró su negativa a la supuestas negociaciones que el Cádiz CF estaría manteniendo con Salva Ballesta, que ya vivió una situación parecida cuando Abel Resino firmó por el Celta y tiró, en un principio, del sevillano para que le acompañase como segundo al banquillo de Balaídos.

El grupo de animación ‘Celtarras’ envió un comunicado a la directiva celtiña por considerar a Salva como una persona de derechas que no entraba en el perfil de técnico que la afición celtiña más radical consideraba oportuno. Como es sabido, la directiva del Celta dio marcha atrás y le pidió a Abel que cambiase a su ayudante y Salva se quedó sin trabajo. El propio exjugador del Málaga, entre otros, contó que no fue contratado por el Celta por “ser facha” para dicha afición.

Esta vez le está volviendo a ocurrir a Salva aunque, como desde el propio club cadista se asegura, no se ha abierto ni tan siquiera la posibilidad al tener, de momento, Claudio toda la confianza de Vizcaíno. Y otra vez, se encuentra Ballesta con la negativa de otro grupo que dice defender ideas revolucionarias, anticapitalistas, obreras y demás soflamas políticas con querencia a la izquierda más zurda. Ayer mismo, Brigadas Amarillas publicaba un tuit en el que se podía leer que BBAA rechazaba ya a Salva Ballesta: ‘No queremos fascistas en nuestro banquillo. Esperamos que sea un bulo… No estamos para polémicas. Vizcaíno no queremos fascistas en nuestro banquillo!”,

Pues bien, el presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, no ha tenido reparado en contestar a Canal Amarillo una pregunta muy sencilla, al margen, de que esté o no negociando con un entrenador que ya se ofreció en verano para dirigir al cuadro amarillo en Segunda B y que, a través de sus representantes, estaría repitiendo la jugada para suplir en el banquillo a Claudio, en la cuerda floja después de que el Cádiz CF se encuentre a nueve puntos del líder y cuarto clasificado.

Al lío. ¿Consideraría Manuel Vizcaíno, como presidente del Cádiz CF, la opinión de Brigadas Amarillas en cuanto a la negativa de no fichar a un jugador/entrenador por cuestiones políticas? Vizcaíno, se muestra tajante. “A nadie, ni por acción ni por omisión, se le puede discriminar por ideas o pensamientos. Defendería a toda persona que, sin molestar a nadie, lucha por las ideas en las que cree, empezando por los propios Brigadas Amarillas”.

Dicho eso, Vizcaíno puntualiza que “el que todo el mundo dice (se supone que Salva Ballesta) no va a venir en ningún caso este año“.