Manuel Vizcaíno en rueda de prensa junto a Fran Canal
Manuel Vizcaíno en rueda de prensa junto a Fran Canal

Cádiz CF

Vizcaíno firma la paz con Pina

El presidente del Cádiz ha llegado a un acuerdo con el dirigente murciano resolviendo sus discrepancias sobre el club cadista

Por  17:53 h.

Y llegó la calma tras la tormeta, la paz tras la guerra y amigos hasta Dios sabe cuándo. El presidente del Cádiz CF Manolo Vizcaíno da por zanjado el conflicto con su homólogo en el Granada y colaborador Quique Pina

Ambos dirigentes han llegado a un acuerdo por el bien del Cádiz CF y sobre todo, y lo más importante, han resuelto sus discrepancias y diferencias sobre la gestión del club amarillo. Todo era cuestión de horas y sobre todo de entendimiento entre las dos partes.

Y es que en el conflicto Manolo Vizcaíno – Quique Pina hay sobre todo intereses empresariales con un punto clave en común: el Cádiz CF. Ambos se necesitan, por mucho que cada cual diga lo que sea y por mucho que Pina haya echado pestes de su homólogo sevillano.

El conflicto se ha solucionado con llamadas entre ambos, gracias también a que ha sido el propio Vizcaíno el que ha dado un paso adelante para que la cosa no pasara a mayores, aunque realmente ya estalló en el día de ayer.

Eso sí, teniendo claro una cuestión decisiva, el poder económico del Cádiz CF es de Manolo Vizcaíno y una tercera persona afín al presidente hispalense.

De esta forma se deja patente que el supuesto control del club amarillo por parte de Quique Pina era eso, un supuesto. Cuando Manolo Vizcaíno decía en la rueda de prensa de presentación de Enrique Ortíz como nuevo secretario técnico que tenía la mayoría de acciones, no mentía en absoluto, es así. Vizcaíno tiene el mando del club y lo va a seguir teniendo, tal y como está pactado desde su entorno. Más que nunca, el control del Cádiz CF es del sevillano.

No obstante, y esto es importante, el apoyo deportivo de Quique Pina es imprescindible para Vizcaíno. Ya sea por jugadores que pueda traer, la influencia del presidente del Granada es notoria para el desarrollo futbolístico del equipo cadista.

De ahí que Manolo Vizcaíno no se haya cerrado en banda y se haya decidido a atajar y zanjar el asunto con el presidente murciano. Lo ha conseguido a su ritmo y sabiendo que la sarten no tenia un mango solo. Al final todo ha quedado en una lucha de egos, en un conflicto de personalidades fuertes que llevan clubes importantes cada uno a su manera.  Ambos se necesitan y así ha quedado demostrado una vez más, esperando que no vuelva a ocurrir, algo que no es descartable que pase otra vez en el futuro.

El que gana las peleas suele decir que todo va bien, y el que las pierde siempre se queja… Esto en el mundo del fútbol es el pan nuestro de cada día.