La plantilla del Cádiz CF posa en el altar de la Virgen del Rosario tras la ofrenda floral en 2015.
La plantilla del Cádiz CF posa en el altar de la Virgen del Rosario tras la ofrenda floral en 2015.

Cádiz CF

Visita del Cádiz CF a la Patrona y el Nazareno

La plantilla al completo ha realizado la tradicional ofrenda floral con la esperanza de vivir una gran temporada

Por  15:05 h.

La plantilla del Cádiz CF se encomienda a las divinidades para realizar una buena temporada. Este mediodía todos los jugadores, cuerpo técnico, directiva y el nuevo equipo de comunicación que liderarán José Grima y Theo Vargas, han acudido a la Iglesia Conventual de los Dominicos para hacer una ofrenda floral a la Patrona de Cádiz, la Virgen del Rosario, y posteriormente a la Iglesia Conventual de Santa María para hacer lo mismo con el Nazareno, Regidor Perpetuo de la ciudad.

En ambas, el presidente Manuel Vizcaíno ha tomado la palabra y ha pedido para el Cádiz CF una temporada que permita a la afición cadista tener un motivo de alegría y celebrar el ascenso a Segunda. Vizcaíno, quien ya el año pasado habló en el estrado eclesiástico para hacer una petición especial, ha bromeado diciendo que continúan en la categoría de Segunda B porque “es una categoría en la que el Cádiz CF todavía tenía que dar más alegrías”.

Los dos capitanes conocidos hasta ahora, Servando y Mantecón, el tercero no se ha hecho público todavía, junto al entrenador Claudio Barragán, fueron los encargados de depositar las flores ante las tallas religiosas, con la que posteriormente posaron todos los jugadores. En el convento de los Domenicos, incluso firmaron en el libro de rezos a petición del capellán para que así “cualquiera, sobre todos los niños, pueda ver las firmas de los jugadores cadistas en la iglesia”.

En el camino de un convento a otro, los jugadores se han hecho fotografías con los aficionados y el más solicitado ha sido Dani Güiza, que parece no tener tantos enemigos como algunos presuponen. El Cádiz CF debe confiar en sus piernas y el físico, pero aun así una ‘pequeña ayuda divina’ para alcanzar el objetivo no vendría nada mal. Un año más, el Cádiz CF cumple esta tradición a esperas de volver el año que viene con un motivo de agradecimiento además de las peticiones que queden por llegar.