Los jugadores del Girona celebran el gol de Ratón ante un Alberto Cifuentes desolado.
Los jugadores del Girona celebran el gol de Ratón ante un Alberto Cifuentes desolado.

Cádiz CF

(VíDEO) Cifuentes regresa a su particular ‘Rico Pérez’

El hoy meta cadista vivió un descenso en Montilivi muy parecido al que recuerda Abraham Paz con el Cádiz CF en Alicante

Por  21:32 h.

«El Girona selló su permanencia matemática en un final dramático al marcar el empate en el minuto 92, por medio de Kiko Ratón, en una jugada rocambolesca que envió al Murcia a Segunda División B. El partido y la temporada para los dos equipos se decidió al filo del final. Un penalti señalado por Teixeira Vitienes fue lanzado por Ratón, el balón lo atajó en primera instancia el meta murciano, pero se le resbaló, le dio en la tibia y acabó introduciéndose en la meta visitante». Así comenzaba la crónica de Marca de aquel 19 de junio de 2010, día en el que también el Cádiz CF descendía en Carranza ante el Numancia.

Aquel portero que repelió el balón en primera instancia es el hoy meta cadista Alberto Cifuentes, que volverá mañana a defender la portería donde el destino más puñetero del fútbol de cebó con él de la forma más angustiosa. Tan angustiosa y al filo de la navaja como aquel penalti que malogró Abraham Paz dos años antes en el descuento de otro partido que acabó con empate a un gol que de nada servía a los cadistas, que descendieron a Segunda B entre lágrimas, las mismas que salieron de los ojos de un Cifuentes que no pudo tener más mala suerte aquella ingrata tarde.

Aquel Murcia lo entrenaba el excadista Jose González, al que el destino también se lo explicaba después de que. como entrenador del Córdoba, se beneficiara del penalti que Paz fallaba en el Rico Pérez ya que su entonces equipo conseguía el descenso de chiripa.

Mucho ha llovido desde que Cifuentes visitase Montilivi con el Murcia, tanto que entonces se hacía llamar Alberto en su camiseta, pero esos recuerdos no se olvidan. El descenso con el equipo murciano marcó tanto al arquero manchego que no ha podido olvidar lo ingrato del fútbol.

En aquel encuentro, el Murcia estaba salvado desde el minuto 28 que Capdevilla adelantó a los pimentoneros, a los que solo le valía la victoria. Sin embargo, y llegado el minuto 92, un penalti muy riguroso sobre el excadista Juanma Hernández, acabó transformándolo, con la colaboración involuntaria de Cifuentes, Kiko Ratón mandando al Murcia al mismo grupo IV que volvería a compartir con el Cádiz CF un año después. El Girona se salvaba ‘in extremis’.

Tampoco es que el Cádiz CF guarde un buen recuerdo del estadio gerundense, ya que esa misma campaña el equipo de Javi Gracia caía goleado 4-0 ante el conjunto catalán en un encuentro en el que los amarillos apenas se presentaron y con Zlamal bajo palos.

Ver el vídeo de la jugada y el descenso del Murcia.