Claudio le da instrucciones a Güiza
Claudio le da instrucciones a Güiza

Cádiz CF

Uno a uno del Cádiz CF: Güiza, el tuerto en el país de los ciegos

El delantero jerezano demostró amor propio y calidad, siendo el mejor tanto en ataque como en labores defensivas

Por  20:55 h.

Muy difícil destacar a un jugador del Cádiz CF en un partido muy gris ante un rival que con muy poco se llevó los tres puntos. A este equipo le falta tanto en defensa como en ataque, necesita calidad en ambas zonas del campo de cara a mejorar sus prestaciones. Solo Güiza demostró que tiene sangre en todas las partes del campo ya que fue el mejor atacando e incluso defendiendo. Eso lo dice todo el equipo de Claudio Barragán.

Cifuentes (1): A primera vista parece que el fiable meta amarillo se comió el primer gol del partido. Hubo que ver varias repeticiones en televisión para comprobar que el disparo despista al meta tras tocar en un jugador. Más allá de esa jugada, realmente el portero cadista no tuvo demasiado trabajo, la verdad sea dicha. Queda por saber su responsabilidad en un gol que al final marcó totalmente el devenir del partido en La Condomina.

Andrés (1): Primera parte de luces y sombras, sigue sin ser el mejor Andrés Sánchez. El comodín del tiempo parado por la lesión ya se le ha agotado al jugador murciano. Estuvo gris al igual que el resto de la zaga cadista, sufriendo por momentos y costándole un mundo atacar por su banda. En cuanto el Cádiz CF se ha enfrentando a un rival de enjundia se han visto las carencias de toda la defensa gaditana, incluida sus laterales.

Josete (1): Ni él, ni su compañero en el centro de la zaga, tuvieron problemas en la primera mitad. Algunos más en la segunda, pero si se analiza bien el encuentro ni el capitán del Cádiz CF ni Aridane transmitieron la seguridad que se debe en un choque de este nivel. Los amarillos necesitan un central en este mercado invernal que mejore con creces lo que hay actualmente en la plantilla, un defensa sobrio y mucho más contundente que los tres de los que dispone Claudio.

Aridane (1): Misma película que la de Josete, si bien el canario no desentona tanto como su compañero en ocasiones. Su altura le viene bien para convertirse en un central óptimo para campos complicados y pequeños, pero con eso no basta. Hay que ofrecer otras cualidades y aspectos al juego del Cádiz CF que el zaguero canario no tiene.

Juanjo (1): Mal partido del lateral derecho. Subió la banda cada vez que pudo, aunque tampoco fue uno de sus mejores partidos, de hecho tuvo un fallo clamoroso en la segunda mitad en el que le dio la oportunidad a Isi Ros de matar el partido con un mano a mano que por fortuna erró el futbolista del UCAM de Murcia.

Garrido (1): Queda clara que la labor del vasco es destruir y no crear. Teniendo en cuenta dicha premisa, no se le puede pedir lo segundo, pero si exigir que haga lo primero, algo en lo que no destaca ni por asomo. Y si Garrido no destruye, ¿quién lo hace? Otro jugador del que se espera su mejor versión, fue sustituido en la segunda mitad por Kike Márquez cuando Claudio estaba obligado a arriesgar para intentar lograr el empate. Hoy por hoy, Garrido no está para ser titular en el Cádiz CF.

Abel Gómez (0): David Sánchez va a ser un regalo de Reyes para el Cádiz. Abel estuvo totalmente perdido, una vez más. No ha demostrado nada desde que comenzara la Liga allá por el mes de agosto. Ha tenido mil y una oportunidades, pues menos un encuentro, lo ha jugado todo de titular. Que el equipo tenga problemas de creación es en gran parte responsabilidad suya.

Salvi (1): Ni fu, ni fa. El sanluqueño es un puñal contra el Jumilla, el Algeciras…, pero contra el UCAM, siendo exigentes, no debería estar ni en el banquillo. Lo intenta, quiere, pero como el resto del equipo no puede. Salvi es un futbolista que debería ser una segunda espada en este Cádiz CF, y por la confección de la plantilla realizada por el visionario Jorge Cordero, el extremo es titular en algunos encuentros. No es culpa de Salvi ni mucho menos, pero para la exigencia de un conjunto que quiere subir, Salvi no puede ser titular, y lo demostró con un partido ante el UCAM en el que apareció poquísimo por su banda.

Hugo (1): No estuvo en muchas fases del partido, desaparecido en gran parte de la segunda mitad. Le pesa la responsabilidad de ser un jugador importante, que realmente no es por más que él mismo quiera echarse a la espalda al equipo. Misma situación que Salvi, su rol está más como jugador revulsivo en la segunda mitad que como fijo desde el comienzo del partido. Ante los murcianos, se encargó del balón parado pero sin demasiada fortuna. Poca cosa.

Lolo Plá (2): Gozó de una buena ocasión en la primera mitad, y estuvo en todas las jugadas de ataque antes del descanso. En la segunda parte estuvo desaparecido en combate, seguramente porque jugó en una posición de punta que no le beneficia ya que es un ariete que necesita estar en contacto con la pelota. El extremeño está siendo de los mejores en los últimos partidos, y ante el UCAM destacó pero luego se hundió.

Wilson Cuero (0): Nueva oportunidad para demostrar que este jugador no vale para el Cádiz CF. Para sorpresa de medio planeta amarillo, Claudio le dio la titularidad para que antes del descanso él mismo sentenciara al jugador colombiano sustituyéndolo por Dani Güiza. Una amarilla, un par de faltas y poco más en los 42 minutos que jugó de partido. El futbolista del Granada está más que nunca en la rampa de salida en este mercado de invierno. Gracias a Jorge Cordero y gracias a Quique Pina.

Güiza (3): Su entrada en el campo propició la mejor ocasión para el Cádiz CF en todo el duelo con un disparo tremendo al larguero. Es una ofensa al fútbol que el ariete fuera suplente por detrás de Wilson Cuero antes del partido. El juego de ataque cadista se revolucionó con la entrada del jerezano, ayudando incluso por momentos en labores defensivas y salvando al Cádiz en una jugada de ataque local casi al final del partido. Demostró ante el UCAM que tiene un amor propio que parece no tienen algunos de sus compañeros.

Kike Márquez (1): Tuvo unos veinte minutos para dar una mordiente a un equipo que no tiene. Kike es un futbolista que necesita sentirse importante, que necesita minutos, dos cosas que actualmente no tiene. Su falta de implicación defensiva le ha condenado en otros partidos, y aunque no le falta razón a Claudio por exigirle eso, quizás el rol del sanluqueño debe ser otro en un conjunto que como el propio entrenador valenciano dijo, le falta maldad en el área contraria.