Barral y Rubén Cruz se lamentan tras el fallo desde los once metros del isleño.
Barral y Rubén Cruz se lamentan tras el fallo desde los once metros del isleño.

Cádiz CF

David Barral: una nueva ‘barralada’ de un delantero fuera de onda

La absurda roja ante el Granada, otra acción de un futbolista que no es protagonista por sus goles

Por  18:45 h.

No está siendo ni de lejos la mejor temporada de un delantero que prometía ser un jugador referencia en el Cádiz cuando llegó en el mes de julio. La campaña de David Barral se sigue empañando con acciones que condenan al propio jugador a una suplencia que ya Álvaro Cervera le ha dado desde hace semanas.

Primero Carrillo y luego Dani Romera han pasado por delante de la titularidad de un hombre que sigue siendo de los máximos goleadores del equipo amarillo pero que con acciones como la del pasado sábado ante el Granada sigue dejando patente que está en otra onda.

En poco más de veinte minutos sobre el terreno de juego, la aportación de David Barral al encuentro y a la victoria del Cádiz fue protestar una acción al árbitro que le hizo merecedor de una amarilla y en el minuto 88 una roja directa más que merecida.

Una entrada criminal en la mitad del campo y sin venir a cuento, al más puro estilo Papu, jugador del Zaragoza que lesionó a José Mari, hizo que el colegiado le enseñara la roja directa a pocos minutos del final del partido. Lo mejor, si hay algo bueno en la acción, es que fue en la recta final del partido y ello no privó al Cádiz de sumar tres puntos.

“No voy a cambiarle por más cosas que le diga”, decía Álvaro Cervera cuestionado por la acción de su delantero. “No me gusta quedarme con diez”, una frase que reflejaba el cabreo interior que el entrenador del Cádiz tenía en ese momento.

Cansancio de la afición

Con todo, la temporada de Barral en el Cádiz CF no está pasando ni mucho menos desapercibido. La campaña del jugador sigue llamando más la atención por acciones desafortunada que por sus goles, que aunque los hay, no están siendo tan determinantes como para esconder los errores de un jugador veterano y que juega muy cerca de su casa.

Lo que más llama la atención es que Barral cayó de pie en Cádiz. Primer partido y gol, encumbrado pocos partidos después cuando marcó en Copa y pidió perdón enseñando el brazalete de capitán tras su ‘barralada’ de Oviedo, todo parecía enderezado hasta que sufrió una expulsión que perjudicó a su equipo ante el Numancia.

Aquella roja fue antes del descanso y el Cádiz mucho hizo con empatar un duelo bastante complicado. El desfasado ímpetu del jugador, con más de una amarilla de manera absurda, junto con situaciones extrañas fuera del campo, la famosa pelea en San Fernando, condenan a un jugador del que la afición empieza a cansarse.

Asimismo, queda claro que David Barral no sigue el guión de un vestuario comprometido con el juego del equipo y el objetivo de la permanencia. Más allá de sus acciones, a Cervera no le termina de convencer sus prestaciones en el campo, prueba de ello es que Romera ha pasado a ser el titular del equipo con la lesión de Carrillo.

Seguramente Barral será el jueves titular ante el Sevilla ya que no podrá estar frente al Córdoba en Carranza. Una vuelta del jugador más protagonista por sus ‘barraladas’ que por sus goles. Ojalá cambie la dinámica por bien del Cádiz.