El Cádiz CF de Claudio no pasa por su mejor momento
El Cádiz CF de Claudio no pasa por su mejor momento

Cádiz CF

Tranquilidad en el peor momento de Claudio

Dentro del Cádiz no planea la destitución aunque esperan que los nuevos fichajes comiencen a rendir y dar resultados

Por  14:11 h.

Tranquilidad dentro del Cádiz CF a pesar de las dos derrotas consecutivas. Esta parece la tónica adoptada por la entidad con Manolo Vizcaíno, como presidente, y Enrique Ortíz, como responsable del área deportiva. Tranquilidad pero sin quitar la preocupación existente por el bajón del equipo en los dos últimos partidos y las dudas que han comenzado a aflorar entorno a la figura de Claudio Barragán.

Y es que el técnico valenciano pasa por su peor momento desde que fichara por el Cádiz hace ya más de un año. Desde entonces, sobre todo la temporada pasada, todo había ido sobre ruedas con un equipo que con su llegada fue recortando distancias con la primera posición hasta que la alcanzó y ya de ahí no se bajó.

La fase de ascenso deslució todo el trabajo de Claudio y Alfredo hasta ese momento, ya que no hay duda que fue un ‘play off’ desastroso en el que el cuerpo técnico también tuvo una responsabilidad importante.

Con todo, Claudio continuó esta temporada pero prácticamente desde el comienzo de Liga se ha visto que este Cádiz no era el del año pasado. Una pésima planificación deportiva el pasado verano en la que Claudio no tuvo tanta responsabilidad como ha tenido ahora, ha hecho que el equipo vaya a deriva en varios momentos de la temporada y que se puedan contar con los dedos de una mano los encuentros buenos del Cádiz esta campaña.

El club espera que los fichajes respondan

La llegada de fichajes en este mercado invernal, hasta seis, todos avalados por el valenciano le ponen curiosamente en la picota. El equipo se ha reforzado tal y como él ha querido y ahora solo queda una cosa, ganar partidos. De no ser así, Claudio será el primer señalado por esa ley del fútbol no escrita en el que la cuerda siempre se rompe por el mismo sitio.

Dentro del club piden calma, paciencia. Esperan que los nuevos jugadores comiencen a dar ya sus frutos y siguen manteniendo la confianza en el trabajo de Claudio. Todo ello a pesar de la cantidad de entrenadores en paro que se ofrecen para dirigir al Cádiz CF casi a diario.

Esto último queda en un segundo plano. No planea la destitución, por ahora. Solo los resultados marcarán el destino de un Claudio Barragán que aunque intente mostrar serenidad, a veces denota su inquietud por el devenir de un equipo que da muestras de ir a la deriva y sin rumbo. A él más que nunca le toca enderezar la nave.