Vizcaíno y Pina mantienen la calma
Vizcaíno y Pina mantienen la calma

CÁDIZ CF

Todas las respuestas sobre la relación de Doyen con el Cádiz

¿Cuánto dinero ha pedido el club gaditano? ¿Cuál es la garantía? ¿Por qué tiene tan mala fama? Estas son algunas de las preguntas del cadismo

Por  13:28 h.

En las últimas semanas, Doyen Sports se ha convertido en una pieza más de la actualidad del Cádiz CF. Su nombre ha aparecido ligado al club gaditano e inunda informaciones, más o menos interesadas, sobre su repercusión en la entidad de Carranza. Ante el bombardeo de noticias, Canal Amarillo responde a las seis preguntas más importantes que se hace el cadismo.

1. ¿Qué es Doyen Sports?

Esta empresa portuguesa con sede en Malta y Londres está marcando el camino de entrada de los fondos de inversión en el mundo del fútbol. Su labor se ha diversificado en representación de jugadores, consultoría deportiva, derechos de imagen (entre ellos Neymar Jr, Xavi Hernández,  Simeone, Beckham y Usain Bolt) y el polémico modelo TPI (Third Party Investment, que se traduce como ‘negocio de inversión de terceros’). Es en este último punto donde se ha encontrado con la férrea oposición de instituciones como la FIFA (que ha prohibido el modelo TPO, que es un paso más, aunque la lucha sigue en la Justicia), la UEFA y la RFEF.

No la Liga Española, pues Javier Tebas defiende esta “fuente alternativa de financiación para los clubes”, cerradas las puertas de los bancos tradicionales. Aquí está el punto interesante, la relación con las SAD (el resto no admite debate). Doyen ofrece dinero, liquidez económica para afrontar pagos a jugadores y fichajes para confeccionar una plantilla de garantías.

2. ¿Por qué sufre tantos ataques y tiene tan mala fama en el mundo del fútbol?

Doyen explora una vía nueva, más allá de las clásicas relaciones de negocio, de compra-venta en el fútbol. Los jugadores pasan a ser, abiertamente, mercancía, y sus movimientos de entradas y salidas se rigen más por cuestiones económicas que deportivas. Se toman decisiones pensando en hacer negocio, en contra del componente sentimental de este deporte.

El club interesado firma a un jugador, pero no puede pagar la operación al completo por falta de dinero. Interviene entonces Doyen, que aporta capital a cambio de un porcentaje del futbolista. Esa cifra la quiere recuperar cuanto antes o van subiendo los intereses, por lo que se producen traspasos (dolorosos para las aficiones, como el de Radamel Falcao).

Doyen tiene una cartera de jugadores que ofrecen incluso en su web (Botía, Baba Diawara, Brahimi, Coutinho, Pedro León y el mencionado Falcao) pues ‘una parte de ellos’ les pertenece. Esto ha puesto en pie de guerra a la FIFA, que le acusa de injerencias en las decisiones de los clubes e incluso de adulterar la competición. Doyen se defiende: “El modelo de inversión por terceros asegura que el club es totalmente independiente en sus decisiones sobre la conveniencia de transferir jugadores, y que los propios jugadores tienen la última palabra sobre dónde quieren jugar. No tenemos ninguna relación contractual con los jugadores, todo lo que hacemos es proporcionar préstamos, como hacen los bancos, a los clubes de fútbol. Es por esto que llamamos nuestro modelo TPI y no TPO: En ningún caso detenemos los jugadores de fútbol o sus derechos económicos”.

3. ¿Cuándo y por qué el Cádiz CF pidió dinero a Doyen?

Una vez consumado el ‘no ascenso’ en Hospitalet, en ese verano de 2014 Quique Pina y Manolo Vizcaíno, por entonces socios en el Cádiz CF, comenzaron a negociar en Lisboa con este fondo de inversión. La entidad necesitaba dinero para confeccionar la plantilla de la temporada 2014-15 que iba a pelear por subir a Segunda División (quedó campeona pero se quedó sin premio). Y los bancos no lo prestan para un negocio tan imprevisible que no les compensa. Además, los intereses pueden ser incluso más altos.

Pina ha trabajado con Doyen pues el año pasado era patrocinador del propio Granada, y futbolistas como Brahimi y Rubén Pérez han vestido de rojiblanco gracias a esta relación. Vizcaíno también conoce su labor, pues el Sevilla necesitó de sus servicios para acometer algunas operaciones, como la incorporación del delantero Baba Diawara. Según el presidente, es la única forma para financiar un equipo para ascender, el camino para crecer. Otros clubes que tienen el patrocinio de la sociedad portuguesa son el Atlético de Madrid, el Getafe y hasta hace unos días el Sporting de Gijón (más allá del fútbol, el piloto español Jorge Lorenzo).

4. ¿Cuál fue el préstamo?

Doyen firmó un acuerdo con Locos por el Balón (que no con el Cádiz CF) en el que se reflejó la cantidad de 1,5 millones de euros, que serían aportados en diferentes plazos. En esta temporada y media la mercantil, que posee el paquete mayoritario de acciones, ha percibido poco más de millón de euros, invertido en el club gaditano para poder fichar buenos jugadores y pagarles el salario mensual.

El Cádiz CF siempre recalca este hecho. El contrato de Doyen Sports es con Locos por el Balón, no directamente con la entidad de Carranza.

5. ¿Qué se está negociando ahora?

La situación ha cambiado. Vizcaíno se ha quedado solo al frente del Cádiz CF, sin el apoyo de Quique Pina. Queda por cobrar el último plazo y se están renegociando las condiciones, los intereses y los avales. Hasta el momento no se dan detalles de estos movimientos.

6. ¿Cuáles son las garantías que Vizcaíno ofrece a Doyen?

Doyen va a tener como garantías, en principio, las acciones del Cadiz CF que tiene el sevillano en Locos por el balón. El 50% del paquete. Eso quiere decir que si la mercantil no cumple con los pagos, Doyen se convertiría en uno de los dueños del club gaditano.

Pero ese es el punto drástico, ponerse en lo peor. La sociedad podría devolver el dinero recibido, con sus correspondientes intereses. Además, desde el Cádiz CF aseguran que en Doyen hay buena predisposición para hablar de todo lo que haya que hablar pues “creen en los proyectos y en las personas”. Una prueba es el desmentido del miércoles, negando que hayan exigido el 20% de las acciones del club, que por otra parte no les interesa en absoluto.

El más beneficiado si esto ocurriera sería Quique Pina, que podría acceder a una porción mayor de la tarta accionarial.